Deportes

Serra Ferrer, el golpe de efecto

  • El club anuncia al balear como vicepresidente deportivo y trabajará junto a Torrecilla en el proyecto.

  • Salas presenta 6.000 acciones para pedir la Junta.

Serra Ferrer, junto a Haro y Catalán en una imagen reciente. Serra Ferrer, junto a Haro y Catalán en una imagen reciente.

Serra Ferrer, junto a Haro y Catalán en una imagen reciente. / RBB (Sevilla)

En pleno inicio de campaña electoral, con Rafael Salas acudiendo al Benito Villamarín para presentar ese 5% de acciones necesario para solicitar una Junta Extraordinaria de accionistas, el club verdiblanco dio un golpe de efecto con el nombramiento de Lorenzo Serra Ferrer como vicepresidente deportivo de la entidad. El presidente, Ángel Haro, ya había anunciado una serie de cambios en la entidad de cara a la próxima temporada y el primero es el regreso del balear, aunque en un puesto distinto al que lo elevó a los altares del beticismo como uno de los mejores entrenadores de su historia.

Serra Ferrer, que ayer permanecía en Palma de Mallorca aunque ya pensando en la planificación del próximo año, trabajará codo con codo con el director deportivo, Miguel Torrecilla, quien ya no tendrá el mando absoluto del área deportiva.

"Lorenzo Serra Ferrer será el nuevo vicepresidente deportivo del Real Betis Balompié. El técnico mallorquín reforzará el consejo de administración desde un cargo ejecutivo de máxima responsabilidad en búsqueda de los éxitos deportivos que persiguen el Real Betis y los béticos. Serra Ferrer, accionista verdiblanco, entrará en el consejo de administración en su próxima sesión a través de la cooptación", expresó la entidad en el comunicado con el que anunció la decisión y en el que añadió la distribución ahora de esa parcela deportiva: "Los consejeros delegados del club y el consejo pretenden de esta manera potenciar la estructura deportiva del Real Betis, en coordinación con el director general deportivo de la entidad, Miguel Torrecilla. La política deportiva del Real Betis vendrá liderada por el trabajo de una comisión deportiva formada por los consejeros delegados, Ángel Haro y José Miguel López Catalán; el vicepresidente deportivo, Lorenzo Serra Ferrer; y el director general deportivo, Miguel Torrecilla. Esta nueva estructura profesional pretende elevar el nivel competitivo del Real Betis y todos los equipos de la cantera, tanto en la confección de las plantillas como en la gestión diaria del trabajo futbolístico. La llegada de Serra Ferrer es una de las medidas deportivas y de gestión que anunció recientemente el presidente Haro, y que se seguirán implementando en el club en breve plazo".

La relación entre Haro y Catalán y Serra Ferrer se remonta a la Feria de 2016, cuando se conocieron e incluso visitaron juntos las nuevas instalaciones deportivas del club. Entonces, los dirigentes descartaron que ese diálogo fuera encaminado a un retorno del balear a la entidad. Poco más de un año después, la vuelta de Serra Ferrer es una realidad.

"La planificación deportiva va a seguir su curso. Estaría bueno que cada vez que me sometiera a una Junta se paralizase el club. El consejo va a ser diligente y me someteré a la opinión de los accionistas", aseguró ayer el propio Haro en Radio Marca. Así, el presidente dejaba claro que la candidatura de Salas deberá medirse a esas negociaciones ya iniciadas por los dirigentes para intentar cambiar la percepción de los béticos. Tras el anuncio de Serra Ferrer como nuevo hombre fuerte del apartado deportivo, la primera tarea será el nombramiento del entrenador para la próxima temporada. Aunque el propio Alexis Trujillo no se descartó ayer para el futuro, la idea pasa por la contratación de un técnico que conozca la Liga. "Me gusta Setién, pero también otro tipo de entrenadores. Me gusta su fútbol, pero también hay otros. No hemos podido tocar a ninguno por coherencia con Víctor y ahora nos veremos para ver cómo se adaptan a nuestro proyecto", afirmó Haro en diversas comparecencias, reconociendo al técnico cántabro como una de las opciones que se manejan después de que el Valencia le comunicase que no entra en sus planes -todo apunta a que firmará a Marcelino-.

Si Haro y Catalán ya empezaron a mostrar sus cartas por la tarde con el anuncio de Serra, horas antes Rafael Salas acudió en persona al Benito Villamarín en persona para presentar el 5% de acciones necesario -acudió con unas 6.000- para solicitar la Junta Extraordinaria de accionistas, el paso previo para que la convoque el consejo. "No he visto la documentación, pero tengo un compromiso con él. Haremos un consejo lo antes posible y se convocará la Junta con el punto de cese y nombramiento, aunque no me parezca el momento oportuno", afirmó Haro sobre ese movimiento de Salas.

La pretensión del consejero es que el club anuncie esta semana la fecha definitiva de la Junta -en principio para los primeros días de julio- y durante la próxima semana presentar las claves de su candidatura y las personas que lo acompañarían en su proyecto, en el que pretende darle un giro a la cuestión deportiva. De hecho, la opción de Quique Setién también es una de las manejadas por Salas para el banquillo verdiblanco, por lo que su llegada sería de consenso entre las candidaturas.

A la espera de nuevos movimientos en las próximas horas y días, el nombramiento de Lorenzo Serra Ferrer es un golpe de efecto de Haro y Catalán en su intento de continuar con un proyecto agotado. Serra tiene un merecido crédito entre el beticismo, por su etapa como entrenador, aunque ahora le llega el turno de la gestión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios