Baskonia-Coosur Betis | La previa En Vitoria se inicia la cuesta de enero

  • Un necesitado Coosur Betis se mide con el Baskonia en busca de la sorpresa

  • Unicaja y Valencia serán los próxmos rivales antes del parón,

Joan Plaza supervisa la sesión de trabajo en el Buesa Arena junto a sus ayudantes, Javi Carrasco y Antonio Pérez.

Joan Plaza supervisa la sesión de trabajo en el Buesa Arena junto a sus ayudantes, Javi Carrasco y Antonio Pérez. / Betis Baloncesto

La segunda vuelta de la Liga Endesa arranca cuesta arriba para el Coosur Betis, que visita en Vitoria (12:30) a un Baskonia que llega herido tras las dos derrotas de esta semana en la Euroliga, aunque Joan Plaza ya apuntaba que en actitud no les puede ganar nadie.

Es lo que le queda a una plantilla limitada en cuanto al talento y que cerró la primera mitad del campeonato con apenas cuatro victorias y 14 derrotas. Muchos triunfos le hacen falta a los verdiblancos para amarrar esa salvación y la mejora vendrá desde el colectivo y la defensa, como ha evidenciado ya. Y es que aunque el equipo ha demostrado tener puntos, las victorias se la dieron el buen trabajo atrás el día del Fuenlabrada y en la prórroga de Málaga, así como el genial tercer cuarto ante Burgos, encajando sólo siete puntos, que le dio opciones de ganar aunque la gasolina se acabó antes del final.

No tendrá que hacer descartes en esta ocasión el técnico bético tras la salida de Obi, aunque ha desplazado a dos canteranos hasta tierras vascas, el habitual Magassa y Luis García, internacional con España en categorías inferiores y que ya entró en la convocatoria la pasada jornada.

Sin un ala-pívot aún tras la salida de Obi, Plaza tendrá que rotar a sus jugadores para que vayan cubriendo los huecos que se generen de mover las piezas: Pablo Almazán, al cuatro junto a Kay; Borg y Feldeine alternarán el dos y el tres con Ouattara; y Mike Torres puede tener minutos de nuevo, como escolta.

Pero es en la posición de ala-pívot en la que más sufrirá el cuadro verdiblanco, ya que en el conjunto azulgrana Polonara y Peters se hacen fuertes y Kay tendrá que redoblar esfuerzos ante jugadores con gran movilidad y capacidad de anotar tanto por fuera como por dentro.

Tras la salida de Obi, Pablo Almazán le dará el relevo a Kay en la posición de ala-pívot

Como decía Plaza, en poco se parecerá este encuentro al que disputaron hace apenas un mes en San Pablo. Pero no sólo porque el equipo sevillano haya perdido el "factor sorpresa" del que hablaba el técnico catalán, sino porque el Betis cuenta con nuevas piezas, Randle y Jerome Jordan, y el Baskonia ha recuperado ya plenamente a Vildoza, motor azulgrana desde la dirección junto a un Pierria Henry que le dio la estocada a un Betis que le aguantó más de 35 minutos a los de Dusko Ivanovic.

Aguantar la embestida inicial del cuadro vitoriano será importante. Llegan los vascos tras una semana intensa viajando por Europa para perder ante el Fenerbahçe en Estambul y el Maccabi en Tel-Aviv. Una doble jornada que puede pasar factura en una plantilla corta, pero de mucha calidad que sólo ha perdido un encuentro en el Buesa en lo que va de Liga Endesa.

Frenar la capacidad de Vildoza y Henry para sumar y generar para los demás es la clave. Así como, en ataque, tener la capacidad para surtir de balones a Ndoye, que por dentro puede sacar ventaja de su físico frente a Jekiri, Fall o Diop. Que Feldeine se muestre acertado y que Ouattara recupere la confianza de nuevo, tras ser el descartado ante el Burgos por Plaza, marcarán las opciones de un Betis que necesita estar acertado desde la línea de los tres puntos para poder mantenerse en el choque. Sin acierto exterior resulta imposible en este baloncesto actual poder competir y la presión y nervios que sienten los jugadores verdiblancos hacen que la mayoría de tiros vayan al aro. Es un mal que está arrastrando el equipo sevillano desde el principio de temporada, como el inusual desacierto desde el tiro libre que ya ha costado más de una derrota esta campaña.

Ante el mejor conjunto de la liga desde la línea de los 4,60 metros no caben regalos como los tiros libres desaprovechados en Zaragoza o ante el Burgos. Un paso adelante sí ha dado el equipo sevillano en el rebote, pero insuficiente aún cuando se desaprovechan tantos lanzamientos o falta un jugador al que darle la pelota cuando el partido se decide. No está siendo Feldeine un referente fiable y Randle, como Jerome Jordan, sigue en su pretemporada particular recuperando la forma tras meses parado.

Demasiados problemas a los que sobreponerse para un Betis obligado a no dar por perdido de antemano ningún partido. Ni ante el Baskonia. Ni los que vienen frente al Unicaja y el Valencia. Un duro calendario que para un conjunto necesitado como el sevillano da miedo, pero no queda otra que pelear y esperar una sorpresa que levante la moral de un equipo necesitado de una racha ganadora no sólo para salir de abajo, sino para creer en sí mismo y en sus opciones de salvación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios