Dos Hermanas

Más de 150.000 peregrinos desafían a la lluvia y acuden a la romería de Valme

  • La Virgen llegó a su ermita a las 13:30, junto cuando apareció el sol tras una mañana gris

Ni la lluvia, ni el fango, ni el frío matinal pudieron con la principal romería de Sevilla. La cita anual con la Virgen de Valme, protectora de Dos Hermanas, resultó masiva y todo un éxito de organización y ambiente festivo, pese a la amenaza de lluvia.

La primera mitad de la Romería estuvo marcada por la incertidumbre del clima, con cielos nublados, un ambiente bastante fresco y el permanente riesgo de lluvia. Así transcurrió la romería hasta las 13:30 horas, cuando llegó la Virgen a su ermita del Cortijo de Cuarto y, justo en ese instante, apareció el sol. Pese al ambiente un poco desapacible, fueron numerosas las personas que acompañaron a la Virgen en todo momento. El buen ambiente se intensificó entre los grupos concentrados en el Cortijo de Cuarto a partir del mediodía.

Los cálculos oficiales apuntaron a una asistencia de entre 150.000 y 160.000 peregrinos. Es cierto que a lo largo de la conocida como carretera vieja, que comunica Dos Hermanas con Bellavista y por la que discurre la Romería, se percibió menos público en las dos orillas que otros años, que es donde suelen apostarse las familias y los grupos de amigos que pasan ahí el día y ven pasar la comitiva.

El terreno estaba impracticable, prácticamente todo era fango, a consecuencia de la lluvia. Sí iban, como siempre, muchos peregrinos a pie acompañando a la Virgen, aparte de los que participan en carretas, galeras y carros. En la estancia en Cuarto, dada la mejoría del día, se registró una una notable afluencia de público

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios