Economía

El OEA cree que no hay datos suficientes para que la Junta ayude a Abengoa con 20 millones

Francisco Ferraro, este martes, en Sevilla. Francisco Ferraro, este martes, en Sevilla.

Francisco Ferraro, este martes, en Sevilla. / A. G.

El Observatorio Económico de Andalucía (OEA) valoró ayer la negativa de la Junta de Andalucía a participar en el rescate de Abengoa con una ayuda de 20 millones. La razón fundamental que argumentó su presidente, Francisco Ferraro, es que falta información. Que no se sabe cuál es la realidad de Abengoa, incluso qué empleo real mantiene, y se mostró crítico con las ayudas directas a empresas, que, como recordó, tuvieron un resultado negativo en el pasado en la comunidad autónoma.

A preguntas de los periodistas, Ferraro accedió a responder sobre si la Junta debe o no dar ese aval o préstamo de 20 millones a la multinacional andaluza. Su sincera respuesta es que no lo sabe. Que no puede responder porque falta información.

El presidente del OEA recordó que los economistas son reacios a las ayudas directas a las empresas y mucho menos a las que están en crisis. "Altera la competencia, se genera un riesgo moral e incentivos perversos en el comportamiento de los agentes empresariales", argumentó Ferraro, que añadió "la historia" que tiene Andalucía de ayudas a empresas en crisis "no es precisamente óptima".

Sí reconoció Ferarro que los economistas consideran adecuado este tipo de ayudas "si genera externalidades positivas", alguna actividad que no es retribuida por el mercado, y, significativamente, en el ámbito de la investigación y el desarrollo. "¿Realiza alguna Abengoa?", se preguntó el catedrático de Economía, que inmediatamente se respondió: "Lo desconozco".

Ante la argumentación de que Abengoa es una compañía tecnológica, Ferraro opinó que "no es lo mismo la Abengoa de hace 10 años que la Abengoa del presente". Confesó que no sabe si actualmente realiza mucha investigación, si fruto de ella registra muchas patentes y si éstas generan "derrame en la economía de efectos tractores". "En el pasado lo era, ahora lo desconozco", remachó su cuestionamiento.

Tampoco desde la perspectiva de la generación de empleo, Ferraro lo tiene claro. "Desde hace bastantes meses, vengo leyendo que Abengoa tiene miles de empleos directos e indirectos, pero me pregunto si está comprobado que esos son los empleos directos en la actualidad". Los datos de empleo publicados en este diario en los últimos meses, 14.000 en todo el mundo, 2.500 de los cuales están en España y en su gran mayoría localizados en Andalucía y en Sevilla, provienen de la última comunicación de resultados de la cotizada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Como último argumento para cuestionar la ayuda directa, Ferraro recordó que Abengoa ha sufrido en el último lustro otras dos reestructuraciones financiera, con fuertes quitas, y no ha evitado la situación actual. Por ello, el economista cree que hay que cuestionarse "si Abengoa es suficientemente solvente" para hacer frente a sus deudas además de a sus gastos corrientes. Es más, Ferraro confesó que no entiende "por qué son tan decisivos esos 20 millones aportados por la Junta en una operación de cientos de millones para lograr la refinanciación". 

Finalmente, Ferraro señaló que si Abengoa desaparece, eso no significará que toda su actividad y su empleo también se pierda, "porque hay muchos profesionales de altísima cualificación que podrían continuar con esas actividades sin el peso de la deuda" que tiene la multinacional, "a través de otras empresas que se pudieran crear".

Sobre el tiempo que lleva la Junta valorando si participa en la operación, Ferraro dijo que "debe ser de difícil, muy difícil, su estudio", y cree que éste no debe sólo ceñirse a cuestiones legales, sino a aspectos como "la viabilidad, la trascendencia y para qué serviría el rescate o si serían 20 millones que se irían por el husillo", apostilló.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios