Economía

El Banco de Santander se queda con el proyecto A3T de Abengoa en México

La planta del proyecto A3T, construida por Abengoa en México. La planta del proyecto A3T, construida por Abengoa en México.

La planta del proyecto A3T, construida por Abengoa en México. / M. G.

El Banco de Santander ha ejercicio la opción de compra por del 99,99% de las sociedades radicadas en Luxemburgo que son las propietarias del proyecto A3T desarrollado por Abengoa en México. Así consta en el informe anual de cuentas de 2019, remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la noche del pasado viernes.

“Con fecha 21 de diciembre de 2020, los accionistas de la compañía A3T Luxco 2, S.A., han recibido por parte del Banco Santander notificación para el ejercicio de la Call Option en base a los contratos firmados el 25 de abril de 2019”, señala en informe en el apartado que relata las principales adquisiciones y disposiciones, en el que añade: “Según éstos, el Banco Santander, como tenedor del Bono A3T Convertible, tiene garantizada una Opción de Compra del 99,99% de las acciones de la sociedad A3T Luxco 2, S.A”. Y además, concreta: “La citada comunicación indica como fecha de ejercicio de la Opción el 7 de enero de 2021”.

Las fechas son relevantes. El Banco Santander ejerció esa opción de compra la víspera de la junta general extraordinaria del 22 de diciembre, que ganaron los minoritarios agrupados en Abengoashares, aunque el consejo elegido ese mismo día traicionó a los accionistas y se alineó con los postulados de la dirección anterior que presidía Gonzalo Urquijo. La segunda fecha, el 7 de enero, es la víspera de que Urquijo y su consejo, que permanecía al frente del grupo en la filial operativa Abenewco 1, pese a haber sido destituidos en la matriz en otra junta extraordinaria el 17 de noviembre, dimitiesen. Se fueron con esta compra ejecutada.

La compra supone que el Banco Santander se hace con la planta de cogeneración ejecutada en México, el proyecto A3T.

El propio informe anual publicado el viernes deja claro que “con el ejercicio de esta Call Option la sociedad A3T Luxco 2, S.A. y sus dependientes (la sociedad A3T Luxco 1, S.A. y la sociedad Abent 3T, S.A.P.I. de C.V.), han salido del perímetro de consolidación durante el primer trimestre del ejercicio 2021”. Esto es, que el banco adquiere el 99,99% de A3T Luxco 2, que es la dueña del 100% de A3T Luxco 1, que a su vez es la propietaria universal de Abent 3T, que es la sociedad que posee este valioso activo.

Esta “desconsolidación” supone no sólo perder el activo, sino el negocio que aporta a partir del ejercicio de 2021. Abengoa no concreta al comunicar esta operación cómo afecta a la deuda de Abenewco 1 relacionada con este proyecto, y a las conversiones que estaban pendientes en el capital social de la filial operativa.

Tampoco dice nada del efecto sobre el negocio del grupo, si bien la compañía sí atribuyó en mayo la mejora del Ebitda de 2019, de 300 millones, “principalmente por la entrada en operación del proyecto A3T, la reducción de gastos generales y 40 millones de euros de impacto positivo por el acuerdo alcanzado en la disputa del proyecto Dead Sea Works en Israel”.

Estas explicaciones auguran que el negocio se resentirá, aunque hasta saber cómo afecta a la deuda, no es posible hacer un balance sobre el efecto de que el banco haya ejercicio esta opción de compra.

Por otra parte, la empresa y su principal accionista, la sindicatura Abengoshares, se citan hoy ante el juez Javier Carretero, del Mercantil 1 de Sevilla, para celebrar la audiencia previa de la demanda presentada contra el tercer rescate de Abengoa, que no se ha ejecutado. En ella, cada parte planteará que pruebas aporta y qué diligencias solicita.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios