Desayunos de Redacción

La industria hace los deberes en la gestión de los recursos hídricos

  • Gracias a la estricta regulación normativa del uso del agua, la industria actúa de forma eficiente y sostenible, aunque se necesitan mejoras.

Rafael Navas, Rafael Romero, Pilar Navarro, Fernando Morcillo, Joaquín Páez, Gustavo Vargas, Pedro Rodríguez y Manuel Marchena. Rafael Navas, Rafael Romero, Pilar Navarro, Fernando Morcillo, Joaquín Páez, Gustavo Vargas, Pedro Rodríguez y Manuel Marchena.

Rafael Navas, Rafael Romero, Pilar Navarro, Fernando Morcillo, Joaquín Páez, Gustavo Vargas, Pedro Rodríguez y Manuel Marchena. / José Ángel García

El agua es el recurso más apreciado del planeta y es además vital para el ser humano. Por tanto, cada vez preocupa más su gestión a la sociedad y crece la necesidad de hacer un buen uso de los recursos hídricos. La industria es el segundo gran consumidor, por detrás de la agricultura, por lo que la eficiencia y el buen uso de este sector es fundamental.

Partiendo de esta base, el director de Diario de Jerez, Rafael Navas, moderó un Desayuno de Redacción del Grupo Joly en el que varios expertos en la materia dieron su versión sobre La gestión del agua en la industria: hacia una producción sostenible.

Pilar Navarro. Pilar Navarro.

Pilar Navarro.

A este respecto, la secretaria general de Medio Ambiente y Cambio Climático de la Junta de Andalucía, Pilar Navarro, destacó que el agua es una de las políticas fundamentales de la administración regional. En el aspecto de consumo urbano, de hecho, indicó que se está cambiando la normativa de regulación del ciclo urbano del agua. Y en el ámbito de la industria destacó la necesidad de pasar de una economía líneal a una circular, “aunque en muchos casos ya se ha hecho”. Para contribuir a ello, indicó la importancia de la nueva Ley Andaluza de Cambio Climático, que entrará en vigor el próximo 15 de enero y que implantará algunas medidas sobre el uso del agua. “En esa Ley regulamos la huella hídrica, una herramienta para comprobar cuánta cantidad de agua y de qué manera se ha utilizado en la elaboración de un producto. Lo hemos establecido para convertirlo en un sello de calidad que otorgarán las consejerías con competencia en la materia”, anunció la secretaria general.

Con esta medida, a juicio de Navarro, no solo se pretende el ahorro del agua, sino también que se le implante un buen uso y, sobre todo, empujar la reutilización, para así completar el círculo del ciclo integral del agua.

Asimismo, la responsable de la Junta de Andalucía aportó un dato bastante positivo de la industria en este aspecto: en los últimos tres años se ha aumentado la producción industrial en la comunidad, pero se ha mantenido el consumo de agua, “lo que significa que ya está calando el mensaje de la economía circular”.

Fernando Morcillo. Fernando Morcillo.

Fernando Morcillo. / José Ángel García.

En este mismo sentido, el presidente de la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS), Fernando Morcillo, se refirió a la eficiencia 4.0 necesaria en la gestión hídrica, donde la economía no es el único fin, sino que hay que prestar atención al medio ambiente y al empleo.

Para Morcillo, la tecnología y la innovación aportan los medios para llegar a la sostenibilidad y que la huella que deje la industria sea la menor posible. “Para que esto sea posible en el futuro es necesario tener una cobertura de costes equilibrada, evaluar bien los gastos y ver la financiación”, incidió.

Manuel Marchena. Manuel Marchena.

Manuel Marchena. / José Ángel García

Con respecto al tema económico, el presidente de la Asociación Española de Empresas Gestoras de los Servicios de Agua Urbana (AGA), Manuel Marchena, hizo hincapié en los precios del agua e indicó que para la industria cuesta más de la mitad que para la agricultura y el doble de lo que cuesta para el consumidor doméstico. “Por tanto -reflexionó- el agua es barata y no demasiado regulada en agricultura y cara y muy regulada, afortunadamente, en la industria”. Asimismo, el mandatario de AGA aludió a la oportunidad económica que existe actualmente con la industria del agua y la implementación de la tecnología e incidió en la importancia de la colaboración público-privada para el desarrollo de innovación, de infraestructuras y de gestión de los recursos hídricos.

En definitiva, para Marchena, gracias a la regulación estricta, la industria hace sus deberes de gestión hídrica de forma notable.

Rafael Romero. Rafael Romero.

Rafael Romero. / José Ángel García

Esta opinión es compartida por el gerente de la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas de Huelva (AIQBE), Rafael Romero, quien pronunció que la industria en Andalucía tiene muy claros los objetivos de sostenibilidad. Además, haciendo referencia a Huelva, indicó que el desarrollo de la industria en la ciudad ha abastecido de infraestructuras al territorio y ha provocado el desarrollo de otros sectores como el turismo. Asimismo, sacó a relucir el problema energético en la gestión del agua: “con energía hay agua, lo que pasa es que la energía no es barata y por ahí vienen los problemas del agua”.

Rafael Romero también defendió la estricta regulación existente en la industria e hizo referencia a que es precisamente desde Andalucía, desde la Isla de la Cartuja, donde se dictan las normas para el uso de la tecnologías en la industria de toda Europa.

Gustavo Vargas. Gustavo Vargas.

Gustavo Vargas. / José Ángel García

Por su parte, el responsable estatal de Agua de FICA-UGT, Gustavo Vargas, resaltó la necesidad de contar con una formación adecuada a todos aquellos profesionales relacionados con el ciclo del agua. “Los trabajadores actualmente no están preparados y necesitamos la capacitación profesional y que el agua esté presente en los procesos formativos”, aseveró Vargas. También aludió a la importancia de no politizar la gestión del agua, pero seguir regularizando su uso y a la necesidad de un marco regulador que abarque todo el territorio español.

Pedro Rodríguez. Pedro Rodríguez.

Pedro Rodríguez. / José Ángel García

Por su parte, el presidente de la Asociación de Abastecimientos de Aguas y Saneamiento de Andalucía (ASA-Andalucía), Pedro Rodríguez, puso de relieve la importancia de la gestión eficiente de los recursos hídricos desde todos los agentes y coincidió con la idea de que la industria cumple los deberes y los objetivos medioambientales. “El agua es una y de todos. Debemos avanzar hacia una producción sostenible mediante una cultura compartida del buen uso. Y para ello necesitamos modelos de economía circular, regeneración y reutilización”, incidió.

Además, señaló la importancia de contar con empresas especializadas en el tratamiento del agua, ya que aportan la tecnología y el conocimiento necesarios para que los distintos sectores de actividad cumplan los compromisos legales y sean sostenibles.

Joaquín Páez. Joaquín Páez.

Joaquín Páez. / José Ángel García

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Joaquín Páez Landa, también hizo referencia a la economía circular como absolutamente necesaria, al ser el agua un bien finito. Por ello, aludió a la necesidad de hacer pedagogía, “sobre todo en los grandes consumidores de agua” y a establecer una regulación común para todos. Por ello, destacó como fundamental la iniciativa del Libro Verde sobre la gobernanza del agua en España, que está en elaboración por el Ministerio de Transición Ecológica y que radiografiará el agua en España.

Además, Páez señaló que desde la Confederación les gustaría que "el volumen de consumo de la industria aumentase, porque significaría que existe más industria y, por tanto, mayor desarrollo”, explicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios