Crisis del coronavirus Bruselas avala subir sin límite el gasto público para frenar la pandemia

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea

Ya comienzan a correr como la pólvora los malos augurios para la economía y ayer vinieron de instituciones y asociaciones de prestigio. El resumen es que será muy intensa y corta.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, advirtió de que la economía afronta “una perturbación sin precedentes”. En unas declaraciones distribuidas por la entidad, el gobernador considera que las medidas adoptadas en España y otros países para contener la epidemia “han llevado a una disrupción muy severa de la actividad económica”, lo que se traducirá en un deterioro de la actividad que podría ser “muy acusado en el corto plazo”.

La intensidad de la crisis, que aún no es posible evaluar, es “incierta” pero en cualquier caso será “notable”, por lo que las políticas públicas serán cruciales para evitar que la “transitoria” caída de la actividad económica se transforme en persistente. En este contexto, “una mayor ambición y coordinación de la respuesta a escala europea no es una opción; es una necesidad”, afirma el gobernador.

Cepyme cifra la pérdida de empleos en un mes en 300.000 y la del PIB en el 0,9%

Ayer mismo, la Comisión Europea dio un paso en este sentido al proponer suspender temporalmente la aplicación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, el conjunto de normas fiscales comunitarias, abriendo así la puerta a que los gobiernos nacionales puedan elevar su gasto público todo lo necesario para combatir la propagación del coronavirus y mitigar sus consecuencias económicas, según anunció la jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, en un nuevo vídeo compartido a través de las redes sociales.

El Pacto de Estabilidad y Crecimiento es el conjunto de reglas que, por ejemplo, limita los déficit y deuda públicos al 3% y 60% del PIB, respectivamente, y las autoridades comunitarias abren expedientes a las capitales que incumplen estos umbrales. Además, la presidenta de la CE abrió la puerta a la emisión de deuda europea mutualizada, que ha denominado “coronabonos” para ayudar a los países europeos a mitigar las consecuencias económicas de la pandemia de coronavirus.

Volviendo a España, la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) cree que la crisis del coronavirus supondrá una pérdida de 300.000 empleos en 2020 si solo dura un mes, según una primera estimación realizada por la patronal en colaboración con Ceprede. Una duración inicial de cuatro semanas, podría tener un impacto directo del 0,9% del PIB, que se elevaría hasta el 1,7% al incluir los efectos indirectos e inducidos sobre el conjunto del sistema económico.

Cepyme y Ceprede advierten que esta caída del PIB y del empleo será aún mayor si la situación se prolonga más de un mes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios