Economía

Calviño llama a hacer reformas para afianzar el crecimiento

  • La ministra de Economía defiende que la desaceleración está afectando menos a España que a los países de nuestro entorno

Nadia Calviño, en un foro financiero de KPMG Nadia Calviño, en un foro financiero de KPMG

Nadia Calviño, en un foro financiero de KPMG / Bellesteros / Efe

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, asegura que hay que aprovechar la coyuntura de crecimiento económico y la confianza de los mercados para hacer reformas que permitan que ese crecimiento sea sostenible desde una perspectiva “económica, financiera y social”.

Calviño, que clausuró el IX Encuentro Financiero organizado por KPMG y Expansión, consideró que la situación es positiva, y añadió que, a pesar de que el crecimiento económico se ha moderado tras alcanzar su máximo en 2015, lo ha hecho en menor medida que países de nuestro entorno.

Tras asegurar que no hay lugar para la “autocomplacencia”, insistió en que “la situación es positiva” en un ontexto de “desaceleración internacional” que debe afrontar riesgos como la normalización de la política monetaria, las guerras comerciales, la subida del precio del petróleo o el impacto del Brexit.

El BCE pide más fusiones bancarias en Europa y que sean transfronterizas

Por eso, dijo, es importante “preservar la confianza en nuestro país, mantener el entorno de estabilidad económica y financiera y la confianza en nuestra economía y en nuestra sociedad” para proteger “el Estado del bienestar del que nos hemos dotado en los últimos años”.

En cuanto al sector financiero, alabó la gran transformación desde que estalló la crisis hace diez años, que lo ha dejado bien preparado para la digitalización, uno de los grandes retos que afrontan las entidades.La ministra comunicó, por otro lado, su intención de que antes de Navidades se hayan puesto “todas las piezas sobre la mesa” para la creación de una Autoridad Macroprudencial de Supervisión en España que alerte de posibles crisis y desequilibrios.

Asimismo, el Gobierno se ha marcado como objetivo aprobar en Consejo de Ministros antes de que finalice el año el proyecto de creación del sandbox regulatorio –o espacio en pruebas– que permita que las entidades financieras evalúen basados en nuevas tecnologías, para que se desarrollen “con plenas garantías” en clientes reales.

En el mismo foro, el Banco Central Europeo (BCE) pidió más fusiones bancarias en la Unión Europea (UE), especialmente transfronterizas, para competir con éxito en el escenario internacional, al tiempo que consiera que la rentabilidad de la banca sigue siendo baja. Así opinó el director general del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), Ramón Quintana, que alertó de que “un número importante” de entidades bancarias no cubre los costes de capital, razon suficiente para reforzar la Unión Bancaria y el Fondo de Garantía Común. Por su lado, la subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, en su primera intervención desde que accedió al cargo, pidió a los bancos que sigan mejorando la cantidad y la calidad del capital que tienen en sus balances, y que reduzcan aún más sus activos improductivos.

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, alertó de la necesidad de fomentar el ahorro a largo plazo en España, ya que es fundamental para tener una economía sostenible a medio y largo plazo, y ahora mismo está muy desincentivado por los bajos tipos. Sevilla no descartó iniciar la búsqueda de nuevas alianzas estratégicas de cara al futuro, aunque admitió no tener ninguna sobre la mesa en la actualidad. El “número dos” de Caixabank, Gonzalo Gortázar, ha justificado, por su parte, la reciente decisión del banco de abandonar, tras más de 20 años, el accionariado de la petrolera Repsol, una empresa “fantástica y bien gestionada” pero que no encaja en el modelo que prefiere ahora la entidad.

Sin embargo, piensan continuar en Telefónica, donde controlan más del 5 %, pues es un socio “de negocios” y tecnológico “muy importante” para Caixabank, que al igual que todos sus competidores está apostando muy fuerte por la tecnología.

Por otra parte, el consejero delegado del Banco Sabadell, Josep Guardiola, ha confiado en la fortaleza de la economía británica y en que su filial en ese país, TSB, aguantará bien a pesar de la salida del Reino Unido de la Unión Europea o Brexit y pese a que tiene claro que la situación es “difícil”.El directivo de Sabadell admitió, por otro lado, que la migración de la plataforma tecnológica de TSB, filial de Banco Sabadell en Reino Unido, se acometió con un coste superior y un nivel de confort inferior a lo esperado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios