Economía

Ebro Foods prevé un 2024 "difícil" por los precios de las materias primas

Antonio Hernández Callejas, presidente de Ebro Foods

Antonio Hernández Callejas, presidente de Ebro Foods

El presidente de Ebro, Antonio Hernández Callejas, ha augurado un resto de año "difícil" por las tensiones de las materias primas y los precios, tras un primer trimestre "muy bueno", mejorando incluso los resultados del 2023, un año que calificó de "intenso pero muy fructífero".

"Debemos de ser conscientes de que nos enfrentamos a un resto del año difícil, puesto que los mercados de materia primas siguen tensionados y aunque este año ha llovido en España, la cosecha solo llegará al final del ejercicio. Además, continúa la presión de los consumidores y de la distribución por la reducción de los precios al consumo y vemos como aparecen también nuevos competidores en el ámbito de la pasta fresca", ha subrayado el directivo en su intervención en la junta de accionistas.

Frente a ello, según ha explicado, la compañía cuenta con plantas "más modernas y competitivas" y con marcas "muy potentes" que "han demostrado su fortaleza y su atractivo para el consumidor". "Esto, unido a una acertada política de I+D, nos permite ser optimistas respecto al desempeño en el ejercicio actual", ha señalado.

La compañía está acometiendo distintos proyectos de crecimiento orgánico, lo que le supondrá elevar su gasto de inversiones de capital (Capex) hasta los 170 millones de euros este año, según ha señalado Hernández Callejas.

De hecho, ha explicado que algunos de estos proyectos, entre los que se encuentran algunos llevados a cabo en Estados Unidos y Francia, "estarán prácticamente concluidos en este ejercicio", y ya han reportado 107 millones de euros de Capex de los 170 millones que se esperan en 2024.

"Con este importante esfuerzo inversor, centrado en los productos de mayor éxito, como microondas y las pastas frescas, Ebro estará dotada de una estructura industrial de primer nivel mundial, eficiente y muy competitiva", ha resaltado el presidente de la empresa española.

Por otro lado, Ebro Foods prevé ingresar entre 40 y 45 millones de euros en 2024 gracias al plan de desinversiones inmobiliarias que la compañía inició el pasado ejercicio y que continuará este año, ha manifestado a la prensa Antonio Hernández Callejas.

El máximo representante de Ebro Foods anunció este plan hace un año, pero apenas pudo rematar una venta por valor de 12,2 millones de euros, por lo que las operaciones se mantendrán durante 2024, ha señalado Hernández.

Algunas operaciones ya están cerradas, como la venta de los terrenos de una antigua azucarera en Jerez por valor de 4,2 millones de euros, y otras se están negociando en estos momentos, como la venta de unos almacenes en Francia por 23 millones de euros, a las que seguirán otras operaciones, ha continuado Hernández.

La junta de accionistas tiene previsto aprobar este miércoles la distribución de un dividendo de 0,66 euros brutos por acción a pagar en tres tramos a lo largo de este año, lo que supone una retribución total de 101,6 millones de euros, un 15,8% más.

En 2023 la empresa obtuvo un beneficio neto de 187 millones de euros, un 53,2% más que en 2022, y facturó 3.084 millones de euros, un 3,9% más.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios