Economía

España estrena el primer tren propulsado con gas natural licuado

  • Un Cercanías de Asturias prueba el uso del combustible para su aplicación al transporte ferroviario

El tren propulsado por gas natural licuado llega a una estación del recorrido, ayer. El tren propulsado por gas natural licuado llega a una estación del recorrido, ayer.

El tren propulsado por gas natural licuado llega a una estación del recorrido, ayer. / José Luis Cereijido / Efe

El primer tren de viajeros del mundo propulsado con gas natural licuado recorrerá durante los próximos cuatro meses 15.000 kilómetros por una línea de Cercanías de Asturias para probar la eficacia y ventajas de este modelo, más barato y menos contaminante que el basado en el diésel.

Los ministros de Fomento, Íñigo de la Serna, y Energía, Álvaro Nadal, asistieron ayer al inicio de las pruebas entre la estación del Vasco de Mieres y la de Figaredo, en la cuenca minera del Caudal, con un tren repleto de autoridades y periodistas que hizo este trayecto de unos 5 kilómetros a una velocidad punta de 35 kilómetros por hora. No obstante, De la Serna aseguró que en las primeras pruebas se ha superado esa velocidad, reducida ayer por la multitud de viajeros que llevaba el tren, y que ésta aún se verá incrementada en el futuro con el desarrollo de mejores motores.

"Ésta es la primera experiencia en el mundo de propulsión de un tren de viajeros con gas licuado", subrayó el ministro de Fomento, que afirmó que se abre un "escenario optimista" en cuanto a su extensión, especialmente en el ámbito de las Cercanías, por lo que se comprometió a extender este modelo a todas las líneas que no vayan a ser electrificadas.

En España, actualmente está electrificada el 68% de la red ferroviaria, un 18% más que en 1990, lo que supone que en el 32% del sistema está propulsado por locomotoras diésel.

Aunque el Ministerio seguirá invirtiendo en la electrificación de las vías férreas, en aquellas en las que no se pueda acometer va a apostar por sustituir la tracción diesel por la de gas licuado por sus ventajas medioambientales y económicas.

"Estamos a las puertas de un modelo completamente innovador y pionero en el mundo que exige de un periodo largo de pruebas", reconoció el ministro, que prevé que en un plazo de dos años haya en Asturias cuatro trenes de Cercanías circulando con gas licuado. En principio, serán locomotoras híbridas adaptadas para circular con diésel y gas pero el objetivo es que sólo lo hagan con ese último combustible al final de ese periodo.

Nadal reconoció que la transición de modelos no es fácil de hacer pero que el Gobierno apuesta por reducir las emisiones de efecto invernadero y que si se pudiesen sustituir todos los trenes diésel por los de gas licuado habría un ahorro importante y una alta reducción de emisiones. Con la propulsión de gas licuado las emisiones de dióxido de carbono se reducen entre un 20% y un 30%, y entre un 60% y un 80% las de óxidos de nitrógeno, mientras que prácticamente se eliminan las de azufre.

Nadal dijo que España está consiguiendo ser un país puntero en este ámbito del transporte ferroviario y sostuvo que desde su Ministerio continuarán apostando por el uso del gas en otro tipo de vehículos para cumplir con los objetivos climáticos marcados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios