Economía

El Gobierno dice que no se puede bajar la luz “de un día para otro”

  • Ribera afirma que no habrá solución inmediata porque hay elementos que no controla el Ejecutivo

Teresa Ribera, vicepresidenta tercera y ministra de la Transición Ecológica

Teresa Ribera, vicepresidenta tercera y ministra de la Transición Ecológica / Chema Moya / Efe

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, dijo este viernes que cambiar las cosas y el precio de la luz “de un día para otro es demagogia barata o no saber de lo que se está hablando”.

La ministra admitió en una entrevista en La Sexta sobre las posibles soluciones inmediatas para abaratar los precios de la energía que “a corto plazo hay elementos” de la factura fuera del control del Gobierno.

En ese sentido, apuntó a los precios de las materias primas para producir energía (gas y petróleo), a los costes por emisiones de CO2 y al diseño común del mercado en Europa. Ribera aclaró también, sobre el coste de la luz, que “es muy probable que en los próximos meses se mantengan los precios altos”, aunque confió en que éstos se presenten “a niveles más bajos que los de estos días”, debido a “una demanda asociada a la ola de calor y a una menor disponibilidad de la generación eólica”.

Para la ministra el problema de la factura de la luz “requiere seguir trabajando” e insistió en que “no hay varitas mágicas para cambiar este problema de fondo y estructural”. Acerca de la introducción de cambios estructurales en el mercado de la energía, la titular de Transición Ecológica aseguró que “es imposible tener precios de la electricidad razonables mientras tengamos combustibles fósiles (para producir energía) y se dependa de la volatilidad de los mercados internacionales”

Destacó que, en paralelo a esta problemática, el Gobierno ha implementado medidas sociales y fiscales durante un tiempo para paliar el encarecimiento del coste del recibo de la luz. Ribera aclaró que el Gobierno “no puede bajar” el precio de la luz con un decreto ley salvo que ejecuten lo que ha llamado “una especie de Brexit” del mercado europeo de la electricidad o bien que se prescinda del gas natural u otras fuentes de energía.

Para la ministra, “el mercado funciona como funciona”, y a veces, afirmó, oye “cosas” que le dejan “perpleja”. En relación con la posibilidad de crear una empresa pública que agrupe los saltos hidroeléctricos al vencimiento de su concesión, la ministra del ramo afirmó que existen concesiones que concluyen en dos años y otras “mucho más tarde” en un plazo aproximado de diez años.

“Estudiamos desde hace algunos meses cómo gestionar esto mejor, de una manera centralizada y organizada, en algunos casos con empresas privadas con otros pliegos concesionales diferentes o bien con una gestión directa por parte de una empresa pública o confederaciones hidrográficas”, precisó la vicepresidenta tercera. “Estas condiciones de generación de electricidad”, recordó Ribera, “están sometidas a las mismas reglas europeas y no podemos vender por debajo del precio”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios