Sociedad

Las novedades para cobrar el ingreso mínimo vital incluyen a nuevos colectivos

El IMV plantea mejoras para acceder a la prestación. El IMV plantea mejoras para acceder a la prestación.

El IMV plantea mejoras para acceder a la prestación. / EFE

Este pasado martes las condiciones de acceso al ingreso mínimo vital han sufrido algunos cambios que facilitarán la inclusión de nuevos colectivos a la prestación. El Consejo de Ministros ha dado su visto bueno a que temporeros, personas sin hogar y personas que residan en albergues o con familiares pueden acceder al IMV.

Modificaciones para las formas transitorias

El primer cambio afecta al concepto de unidad de convivencia, que en esta ocasión admitirá a personas que se encuentren viviendo en hogares colectivos, albergues o casas de acogida. Así mismo, el IMV también irá destinado a los que estén pasando por una situación de convivencia transitoria; todas aquellas personas que, siendo víctimas de desahucio o de un divorcio, deban convivir por dichos motivos o se vean obligados a vivir con familiares.

Se consideran de forma transitoria una unidad de convivencia independiente a los beneficiarios en casos de violencia de género, divorcio o separación y desahucio o inhabitabilidad, aunque estos dos últimos tienen un marcado límite temporal.

Se incluyen también dentro de la prestación del IMV a las personas sin hogar, siendo situaciones excepcionales, y cuyo domicilio real no coincida con el de empadronamiento. El ministro José Luis Escrivá, del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, ha aclarado que estas características deben ser acreditadas por los servicios sociales correspondientes así como por las entidades colaboradoras. 

También se prevé por parte del ministerio evaluar la modificación del umbral de la renta que facilite el acceso al IMV, aumentando el límite de la renta, lo que dependerá de que el Gobierno pueda efectuar ese cambio sin la necesidad de un real decreto, como ha sucedido en los cambios aprobados en el día de hoy. 

Escrivá ha explicado todas las nuevas medidas adoptadas en una rueda de prensa posterior a la aprobación de estos cambios por el Consejo de Ministros. Las decisiones se basan en la gran dificultad y la cantidad de solicitudes rechazadas por incumplir las pasadas características que concernían a la unidad de convivencia. Hasta 60.000 solicitudes fueron rechazadas para recibir la prestación del IMV por incumplir la anterior normativa y a la que ahora podrán acceder. El ministro en la rueda de prensa ha aclarado que el IMV se encuentra "en una situación de evaluación permanente para intentar ir mejorando la prestación" de manera que llegue a los hogares "más vulnerables".

Estos cambios se unen a modificaciones que han ido haciendo más accesible  la nueva prestación creada en el pasado año, corrigiendo los errores y facilitando el acceso a colectivos cada vez más amplios. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios