EDUCACIÓN ¿Hay colegio en Sevilla el 31 de mayo?

Líderes Responsables de Fundación Seres

  • Concha Yoldi y Javier Targuetta coinciden en el evento de la Fundación Seres en que los líderes empresariales de hoy han de ser empáticos, visionarios, buenos comunicadores y humildes

Las dotes para trascender

Fernando Ruiz, Concha Yoldi y Javier Targhetta, en la Fundación Cajasol, durante el evento ‘Líderes Responsables’ Fernando Ruiz, Concha Yoldi y Javier Targhetta, en la Fundación Cajasol, durante el evento ‘Líderes Responsables’

Fernando Ruiz, Concha Yoldi y Javier Targhetta, en la Fundación Cajasol, durante el evento ‘Líderes Responsables’ / José Ángel García

Escrito por

· Alberto Grimaldi

Subdirector de Diario de Sevilla

Por primera vez, la Fundación Sociedad y Empresa Responsable (Seres), celebró una edición de su evento Líderes responsables fuera de Madrid. Para este acontecimiento y escogió a Andalucía y a referentes de la empresa andaluza para que dialogaran sobre una reconstrucción económica y social justa que no deje a nadie atrás. Este evento, que lleva celebrándose cuatro años, justo después de la prueba que supuso la pandemia, escogió para esta ocasión especial a Concha Yoldi, presidenta de Persán, de la Fundación Persán y del Consejo Social de la Universidad de Sevilla, y a Javier Targhetta, consejero delegado de Atlantic Copper y vicepresidente senior de Ventas y Marketing de Freeport-McMoRan.  

Al final de un ameno diálogo moderado por el presidente de la Fundación Seres, Fernando Ruiz, trazaron las características que forjan a un buen líder en la empresa de hoy. 

Yoldi fue directa y señaló los cuatro puntos cardinales que guían a un líder: ha de ser empático con todos los miembros de su organización, visionario para anticiparse a lo que debe hacer la empresa, buen comunicador porque debe explicar qué y cómo hacerlo y humildes.  

La empresaria le puso nombre y apellidos: “Las he puesto así por orden pensando en José Moya, mi marido. Fue el líder natural de la refundación que hicimos de Persán”.  

Fundación Seres organiza por primera vez fuera de Madrid este evento empresarial

Targhetta coincidió con Yoldi en que esas son las dotes para trascender, como hizo el añorado José Moya. El CEO de Atlantic Copper dijo que compartía el perfil trazado “al 100%”. 

“La empatía es fundamental”, dijo, “visionario, también”. “En el mundo anglosajón suele decirse be responsive”, pero él cree que saber responder no es suficiente, porque hay que “anticiparse a los cambios y crear los cambios”.  

Para Targhetta, desmintiendo a Milton Friedman y su teoría del accionista –“la única responsabilidad de una empresa es aumentar sus beneficios para sus accionistas”–, “el líder actual tiene que preocuparse ante todo de las personas: de los empleados y sus familias, de las que viven en su entorno geográfico y también, cómo no, de los accionistas”. 

Previamente, Ruiz les fue animando a que explicaran qué hacen en sus empresas como líderes responsables. Yoldi y Targhetta pusieron el acento en asuntos que fomentan desde sus organizaciones que consideran imprescindibles: formación, lucha contra la desigualdad, incluyendo la diversidad de género y, por supuesto la innovación y la captación del talento.  

No es una novedad que Yoldi reivindique a Persán como un foco constante de innovación, así que cuando le cuestionaron por ella, no dudó en decir que le tocaba “hablar su de libro”. Así, recordó que fueron pioneros en crear el saquito de escamas de jabón, la pastilla Flota –“que se llamaba así para facilitar a las señoras, no había entonces ningún señor que lavase, localizar la pastilla de jabón gracias a que flotaba”– o las pastillas Puntomatic, las primeras para usar en una máquina lavadora, además de que fueron los fabricantes pioneros en usar la botella de pet para los suavizantes, práctica seguida por todo el sector hoy en día. 

Respecto a la captación del talento, Ruiz recordó que el CEO de Persán, Antonio Somé, es uno de los integrantes del top cien de Forbes. “Antonio es hijo de antiguo empleado, fue de los que sufragamos los estudios, práctica que ofrecíamos desde hace muchos años a la plantilla”, y ha sabido pasar por diversas etapas de la empresa hasta el primer nivel ejecutivo, siempre en gran sintonía con la propiedad, con la propia Yoldi cuando coincidieron en la etapa que ella era responsable de aprovisionamiento y logística, con José Moya Sanabria, “a quien consideraba su mentor” y también con sus hijos, ahora vicepresidentes de la compañía. 

Targhetta enfatizó su mensaje en la necesidad de avanzar en la diversidad de género. Atlantic Copper tiene ahora un 20% de mujeres en la plantilla total, un 35% en el ámbito de la supervisión y un 45% en la alta dirección. Pese a esas cifras, el ejecutivo lo considera todavía insuficiente, aunque dejó claro que rechaza el avance en esta materia mediante la imposición de cuotas, “porque la primera obligación del líder es tomar la mejor decisión para la empresa”. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios