Economía

Naturgy pierde 2.822 millones por el deterioro de activos pero eleva el Ebitda y los ingresos

  • Más allá del ajuste contable, la compañía mejora en todos los indicadores

Francisco Reynés, presidente ejecutivo de Naturgy Francisco Reynés, presidente ejecutivo de Naturgy

Francisco Reynés, presidente ejecutivo de Naturgy / Emilio Naranjo / Efe

Naturgy registró unas pérdidas de 2.822 millones de euros en 2018 como resultado del deterioro de activos de casi 4.900 millones de euros realizado en la primera mitad del ejercicio, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). A finales del pasado mes de junio, en la presentación de su plan estratégico, Naturgy ya anunció esta revisión del valor de sus activos llevada a cabo por la actualización de las principales hipótesis y proyecciones de los negocios, lo que motivó un deterioro contable de 4.851 millones de euros, principalmente por los activos de generación convencional en España, que impacta de forma extraordinaria en la cuenta de pérdidas y ganancias consolidada del ejercicio 2018. Excluyendo este impacto y otros elementos no recurrentes, el beneficio neto ordinario creció un 57%, hasta los 1.245 millones.

Reparte 1.500 millones en 2018 entre los accionistas

2018 estuvo marcado por la llegada del presidente ejecutivo, Francisco Reynés; la entrada de nuevos accionistas, con la salida de su capital de Repsol que vendió su participación a CVC; y la renovación del consejo de administración y una nueva estructura organizativa de la compañía, que presentó además su nueva estrategia.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) cerró 2018 en los 4.019 millones de euros, con un incremento del 3%. Sin considerar los elementos no recurrente, el Ebitda ordinario creció casi un 12%, hasta los 4.413 millones de euros. La cifra de facturación del grupo ascendió a 24.339 millones de euros, con un incremento del 4,9% frente a los 23.207 millones de euros de 2017. Además, la compañía generó 5.500 millones de euros de caja durante 2018 e invirtió 2.321 millones de euros, un 30% más que en el ejercicio 2017.

En lo que se refiere a la retribución al accionista, la compañía incrementó el dividendo un 30% en el ejercicio 2018, hasta los 1,3 euros por acción, y a partir de 2019 y hasta 2022 tiene el compromiso de elevarlo un mínimo de un 5% anual. Mediante el pago del dividendo y el programa de recompra de acciones, los accionistas de Naturgy fueron retribuidos en 2018 con un total de 1.500 millones de euros, un 50% más que en 2017.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios