Economía

Parques tecnológicos e innovación en Andalucía

  • El sector del software es el que más peso tiene en los nueve parques andaluces y supone el 30% del total, seguido por las empresas de biotecnología, que copan otro 28%

Parques tecnológicos e innovación en Andalucía Parques tecnológicos e innovación en Andalucía

Parques tecnológicos e innovación en Andalucía

La investigación sobre la innovación en las empresas, se ha centrado, tradicionalmente, en los inputs que estas utilizaban para llevar a cabo esas actividades -número de investigadores, gasto total en I+D, etc-. Se enfocaba, además, en las empresas del sector industrial, ignorando a todas las empresas de servicios.

Para paliar los problemas de los que adolecían las estadísticas oficiales, la OCDE estableció hace años unos criterios, para incorporar a las estadísticas de innovación, las llevadas a cabo por empresas de servicios, además de otras novedades. Esta metodología se ha venido a denominar Manual de Oslo.

El INE publica, anualmente, una Encuesta sobre Actividades de Innovación en las Empresas, que utiliza el Manual de Oslo y ofrece resultados desagregados para las comunidades autónomas. Inspirada en esa metodología, hemos elaborado un informe sobre las actividades innovadoras en los parques tecnológicos de Andalucía, que ha sido publicado por el Observatorio Económico de Andalucía (OEA).

A 31 de marzo de este año, 1.319 empresas se ubicaban en los 9 parques tecnológicos de Andalucía. Como es sabido, se ha dado mucha publicidad en los medios y en los partidos políticos a la gran cantidad de empresas localizadas en los parques, presentándose como un caso de éxito.

Naturalmente, no hay un solo indicador que nos permita afirmar que el desarrollo y estado actual de los parques haya sido un éxito. Habría que comparar los Parques establecidos en Andalucía con otros relevantes que funcionan en España -Madrid, Barcelona, Vizcaya- para contar con una referencia con la cual comparar. Esta es una ardua tarea que merecería ser objeto de una tesis doctoral.

Sin embargo, si es posible analizar el número de empresas innovadoras -siguiendo a la OCDE- ubicadas en cada parque, así como el sector en el que operan, internacionalización de sus actividades y otras variables -no disponibles en todos los casos- que nos permiten, al menos, conocer las actividades innovadoras que desarrollan.

Del total de 1.319 empresas instaladas, 375 llevan a cabo actividades innovadoras, representando el 28% del total. Estas actividades pueden materializarse en innovación en productos (productos nuevos o profundamente modificados), innovación en procesos (una nueva forma de organizar la producción o prestación de servicios), innovación en marketing (una nueva forma de empaquetamiento o diseño) e innovación en organización (nuevas formas de producción, de relaciones con los clientes, etc).

Hemos de advertir, que las empresas señaladas son andaluzas, esto es, con sede social en Andalucía, no ubicadas simplemente en los Parques. La razón estriba en las dificultades que entraña conocer las tareas que llevan a cabo en los Parques muchas empresas extranjeras. ¿Son meramente delegaciones comerciales? ¿Tienen alguna razón para estar próximas al poder político?

Como podemos observar en el gráfico existe una gran diversidad de sectores entre las empresas instaladas. El de mayor peso, es el de software, que cuenta con un total de 113, representando el 30% del total de empresas innovadoras. El sector de biotecnología cuenta con 106 empresas, siendo el segundo en importancia con el 28%. Las restantes empresas se encuentran repartidas entre diversos sectores (ingeniería, aeronáutica, etc.) con un peso menor.

Podemos también comentar la distribución geográfica, en donde destaca la gran concentración de empresas innovadoras en el Parque malagueño. Con 155 empresas, representa el 41% del total de Andalucía, a una distancia notable de las siguientes, el Parque de la Cartuja, con 70 empresas (19% del total) y el Parque Aeronáutico con 33 empresas (9%). Hay que destacar, no obstante, que otros parques, en relación con la población o el PIB provincial, no se encuentran en posiciones tan atrasadas como estos números indican, especialmente los parques de Almería y Granada.

Existe, pues, una notable diversidad de sectores en el conjunto de los Parques. Sería largo relacionarlos, pero biotecnología, diseño, comercialización, electrónica, medio ambiente, energía, aeroespacial o ingenierías, entre otros, se encuentran representados.

La ubicación de empresas de un determinado sector en los parques obedece, en algunos casos, a las actividades tradicionales del entorno, lo que propicia la aparición de startups que presten servicios a esas empresas de sectores tradicionales. Ese es el caso de Granada, Almería y Jaén, con empresas de biotecnología o de software orientado a ese sector. En el caso de Granada, hay que destacar también la existencia de una larga tradición de investigación universitaria en los sectores de salud y farmacia, que explica la alta concentración de empresas de esos sectores en el parque granadino.

En otros casos, sin embargo, la distribución de actividades no aparece relacionada con los sectores económicos predominantes en el entorno. El Parque de la Cartuja y, sobre todo, el de Málaga, cuenta con una notable diversificación de sectores que, prácticamente en ningún caso, están relacionados con actividades del entorno. De las 155 empresas innovadoras del parque malagueño, 58 son de software, una importancia muy elevada. Pero cuenta con representación de todos los restantes sectores: electrónica, biotecnología, ingeniería, energía y medio ambiente, etc., en un rango que va de 11 a 26 empresas en cada uno de esos sectores.

Es cierto que, al contrario de lo que ha ocurrido a lo largo de la Historia, existen hoy sectores que pueden desarrollarse en una localización que carezca de tradición en esos sectores, especialmente las actividades de software, lo que puede explicar, parcialmente, el mayor desarrollo del parque malagueño.

Sin duda, la creación de varias escuelas de ingeniería y departamentos de Ciencias, y la relativa juventud de su universidad -sin tanta inercia negativa del pasado- han contribuido notablemente al desarrollo del parque. Pero también el cosmopolitismo y la apertura mental de los ciudadanos, que propicia la aparición de nuevas ideas, un intercambio de las mismas más libre y una mirada al futuro más que al pasado, son elementos importantes, junto a los ya conocidos del clima y la ubicación, que contribuyen a explicar el mayor desarrollo de Málaga como ciudad y de su parque tecnológico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios