Economía

La UE firma el acuerdo que liberaliza aún más el comercio agrícola con Marruecos

  • El contingente anual de tomates se ampliará a las 285.000 toneladas · El pacto debe ser ratificado ahora por los estados y el Parlamento Europeo, por lo que podría retrasarse su aplicación hasta 2011

La Unión Europea y Marruecos firmaron el pasado lunes, 14 de diciembre, el acta del llamado protocolo agrícola del Acuerdo de Asociación, tras cuatro años de negociaciones. El pacto contempla una mayor liberalización del comercio agrícola que, entre otras cosas, va a permitir que Rabat aumente el cupo de tomates que puede introducir en Europa con arancel reducido. Se pasará de las 253.000 tonelada del primer año -ahora está en 233.000- a las 285.000 del quinto. El precio, de 0,46 euros el kilo, se mantendrá invariable.

Los contingentes del resto de productos sensibles también verán aumentados sus cupos: son la fresa, el calabacín, el pepino, el ajo y la clementina. Otros, como la naranja, la fruta de hueso o la uva de mesa serán introducidos con precio rebajado del 30% respecto a lo que está fijado en la actualidad. La UE abrirá por completo el mercado -sin traba alguna- al 55% de los envíos procedentes de Marruecos.

Está por ver aún, de todas formas, cuándo entrará en vigor el acuerdo, porque debe ser ratificado por el Consejo de Ministros de Agricultura y el Parlamento Europeo. La Comisión Europea calcula que estos trámites retrasarán su entrada en vigor como mínimo hasta el año 2011, aunque existe la posibilidad de que se aplique antes de forma provisional, siempre que así lo proponga la propia Comisión y lo acepten los gobiernos. No parece probable, de todas formas, que todo esté finalizado durante la Presidencia española de la UE.

La reacción de comercializadores, exportadores y organizaciones agrarias españolas ha sido unánime. Todas, sin excepción, han rechazado el acuerdo. Fepex y Coexphal, que agrupan a los exportadores españoles y almerienses, respectivamente, han pedido que el acuerdo no sea ratificado y han lamentado que no se haya incluido "ninguna medida de carácter social ni de modernización de las explotaciones que permita hacer frente a la competencia con Marruecos, con unos salarios 15 veces inferiores a los españoles". Asaja ha criticado que la Comisión Europea "firme más concesiones agrícolas con Marruecos mientras mantiene abierta una investigación para conocer si ese país ha superado en la campaña los contingentes". Según COAG, el año pasado entraron desde Marruecos 350.000 toneladas de tomate, cuando en el tratado figuraban 235.000, con precios que rondaron los 30 céntimos en el mercado de Perpiñán (la puerta de entrada en Europa del producto), frente a los 46 fijados. Las exportaciones de frutas y hortalizas de Marruecos a la UE ascendieron a 958.141 toneladas en 2008, un 11,5% más que el año anterior y un 32% más en cinco años. Además del tomate, Rabat vende en Europa, sobre todo, judía verde, patata, pimiento y calabacín en frutas y hortalizas, y cítricos, melón, fresa y uva de mesa en frutas.

Como es lógico, las concesiones tienen contrapartidas. Así, el reino alauí se ha comprometido a abrir de inmediato su mercado al 45% del valor exportado por la UE, para pasar en cinco años al 61% y al 70% en diez. Las ventajas se refieren a los productos transformados, que en una década se liberalizarán totalmente, excepto las pastas, las almendras dulces y el tomate, aunque en este caso habrá mejoras en las cuotas. También quedará abierto el mercado para los lácteos, las oleaginosas y los cereales, un punto en el que Andalucía se puede ver beneficiada. También los productos transformados de la pesca entran en el paquete: el 91% entrará libremente en Marruecos en cinco años y el 100% en diez.

El país más beneficiado será Francia, primer exportador comunitario a Marruecos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios