Norma PSD2

Esto es lo que ocurrirá a partir de ahora cuando pagues con tarjeta más de 30 euros

Esto es lo que ocurrirá a partir de ahora cuando pagues con tarjeta más de 30 euros Esto es lo que ocurrirá a partir de ahora cuando pagues con tarjeta más de 30 euros

Esto es lo que ocurrirá a partir de ahora cuando pagues con tarjeta más de 30 euros

A la hora de comprar, cada vez se están imponiendo más medidas de seguridad para que, cuando se pague con tarjeta, no haya problemas con ningún momento de la operación. La Unión Europea lleva trabajando años para reforzar los servicios de pago del continente y, en esta ocasión, se ha hecho a través de la norma PSD2, una normativa que se aplica a todo el sector bancario y de servicios, incluyendo a la operación con el banco y a las compras por internet.

Hay que señalar que PSD2 viene de una directiva europea, es decir, un tipo de norma comunitaria que marca unas directrices comunes para los estados miembros, los cuales tienen que encargarse de aprobar las normar que las sigan. En España, se hizo a través del Real Decreto-ley 19/2018. Por otro lado, hay que indicar que se regulan los servicios directamente relacionados con la realización de pagos y a los de información sobre cuentas.

A nivel de usuario esta norma viene a imponer definitivamente una doble verificación en los pagos que se hagan con tarjeta de crédito superiores a 30 euros desde este mismo mes de febrero, con el objetivo de evitar fraudes y hacer las compras más seguras, sobre todo por internet.

La mayor parte de los negocios que aceptan el pago con tarjeta ya tenían en funcionamiento este sistema por el que el usuario tienen que introducir un pin, un código en el teléfono o la huella o el reconocimiento facial a la hora de hacer un pago con tarjeta. Sin embargo, todavía quedan negocios en los que no se ha implantado que pueden dar problemas a los usuarios a la hora de pagar con tarjeta compras superiores a 30 euros.

Nuevas realidades

Con esta nueva norma para los pagos con tarjeta, se pretende atender las nuevas realidades procedentes del avance técnico y regular los servicios unidos a las nuevas tecnologías digitales. Además, regula un marco en el que los usuarios pueden disponer de sus datos bancarios. Asimismo, esta nueva directiva se va a notar, sobre todo, en las medidas que se introducen para luchar activamente por la ciberseguridad.

El nuevo marco normativo plantea un proceso de autenticación reforzada para minimizar el riesgo de suplantación de identidad, donde se busca un equilibrio entre la comodidad y la seguridad de los clientes. Por ello, lo que se pide es que se apliquen dos de los tres elementos siguientes: un PIN o una contraseña, tener el teléfono para recibir una clave de un solo uso, o las denominadas medidas de seguridad biométricas, como la huella dactilar, el iris, el reconocimiento de la cara, entre otros. 

También, se señala que había idea de aplicar la autenticación reforzada el 14 de septiembre de 2019, pero la Autoridad Bancaria Europea consideró que había que dejar margen a los comercios para comenzar a aplicarla. A pesar de la pandemia del coronavirus, en 2020 los clientes han accedido a realizar numerosos procedimientos de doble verificación para identificarse en cada banco por la web o las aplicaciones digitales. 

Sin embargo y con respecto a las compras, la verificación se retrasó al 14 de noviembre de 2020 para que los comercios ajustaran los procesos para los pagos electrónicos de manera segura y realizar unas operaciones más seguras y generar mayor confianza en el cliente a la hora de adquirir un producto o un servicio. 

El mes de febrero de 2021 en el que ahora nos encontramos marca la fecha límite para tener implantado el protocolo PSD2 para cobrar pagos con tarjeta de crédito superiores a 20 euros en la Unión Europea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios