Eduardo Herrero, miembro de un Equipo de Innovación Docente de la Universidad de Sevilla

"Aplicamos soluciones creativas al entorno social de la universidad"

"Aplicamos soluciones creativas al entorno social de la universidad" "Aplicamos soluciones creativas al entorno social de la universidad"

"Aplicamos soluciones creativas al entorno social de la universidad" / belén vargas

-La Universidad de Sevilla aplica en su enseñanza la forma de pensar de los diseñadores que está detrás de Apple o Google ...

-Somos un grupo de diez profesores que desde este curso 2017-2018 aplica el Design Thinking, la innovación centrada en las personas en la educación universitaria. El Equipo de Innovación Docente lo formamos 10 profesores de los Grados en Bellas Artes, Conservación y Restauración, Filología Hispánica, Edificación, Pedagogía, Ingeniería Aeroespacial y Periodismo y Comunicación audiovisual. Impartimos esta metodología en nuestras asignaturas y en cinco másteres (Maes, Masele, Seguridad Integral en la Edificación, Ingeniería Aeronáutica, y Formación y Orientación para el Trabajo). Se encuadra en el tercer plan propio de docencia y el curso que viene siete profesores de Medicina, Fisioterapia, Química, y de la UPO de Psicología Social han pedido participar.

Design Thinking' en nuestra realidad educativa es hacernos eco de las necesidades de las personas"

-¿Qué es el Design Thinking?

-Empezó en la Universidad de Stanford (California). Es otra manera de aprender y de hacer docencia basada en dos pilares: considerar al estudiante como profesional en fase de formación desde que entra en la universidad, que aprende en contexto real para las personas de su entorno, no sólo para sí mismo; y centrar la docencia en el aprendizaje, no sólo en la enseñanza. Esta metodología favorece que el estudiante no espere a ser titulado para conectar con el mundo real. Es hacernos eco de lo que pasa en nuestro entorno social y dar soluciones creativas a las necesidades de las personas. Ser útiles y crear los líderes que la sociedad pide.

-Un ejemplo de solución creativa de los alumnos.

-En materiales de construcción de Ingeniería de la Edificación, alumnos de segundo han ideado una solución a dos problemas del hormigón. Para los trabajadores de la construcción que no se ponen guantes han diseñado una solución de algas negras, harina de maíz y cola de carpintero que seca en segundos y protege las manos de la abrasión del hormigón como un guante de látex. Y para el problema del hormigón que solidifica demasiado pronto en el transporte hasta la obra, lo que causa pérdida de dinero y de tiempo, han diseñado una hormigonera con serpentín por la que circula amoniaco a 1 grado que mantiene fresco el hormigón y retrasa su endurecimiento. En total son 710 estudiantes que afrontan 80 retos en enseñanza de lengua española, intervención socioeducativa, prevención de riesgos laborales, el hormigón en el proceso edificatorio, inteligencia emocional, lengua de signos...

-¿Se ha adaptado el método a la realidad educativa española?

-Sí, hemos estado tres años adaptándolo hasta crear una metodología que consiste en "hacerse ECO y generar ECO": Explorar (nuestro entorno para empatizar con las necesidades de las personas que nos rodean y marcarnos un reto para solucionarlo con investigación, imaginación y usando la cabeza), Crear (seleccionar la mejor idea para esa solución, diseñar un prototipo y testearlo con la sociedad a la que va dirigida) y Ofrecer la solución viable.

-¿Cómo rinden los alumnos con este método?

-Al hacerse eco de problemas reales, se sienten considerados y dan lo mejor de sí. El 85% quiere repetir la experiencia, ha bajado el número de suspensos en las asignaturas (95% de tasa de eficiencia), el absentismo es anecdótico y quieren continuar con su reto acabada la asignatura. Es beneficioso frente a una enseñanza con power point que no motiva y en la que los estudiantes juegan con su móvil en las clases. En nuestras asignaturas los estudiantes salen a la calle, hacen preguntas a la gente, tratan de identificar necesidades de su entorno y aprenden todo lo relacionado con la asignatura haciéndose eco y generando eco.

-Hay que cambiar el sistema para que este método se generalice...

-Sí, las altas esferas del sistema deben hacerse eco de abajo arriba. En los niveles preuniversitarios, la Consejería de Educación de la Junta ya está empleando ECO entre sus docentes para el fomento del espíritu emprendedor del estudiantado a través del programa Innicia. Un reto importante que solucionar es el tránsito del bachillerato a la universidad.

-¿En España funciona en otras universidades?

-El Design Thinking se trabaja en universidades privadas: la de Mondragón en Guipúzcoa, TeamLabs de Madrid y la Escuela Internacional de Diseño e Ingeniería de Barcelona. Nuestro reto es hacerlo en la universidad pública y empezar por Sevilla, donde también existe ReFid. Nosotros incorporamos el diseño centrado en las personas en la educación superior. No hay duda de que esto tiene un futuro muy halagüeño.

-Entonces ¿la Universidad de Sevilla apuesta por la innovación en la docencia?

-Sí, pero la docencia no ocupa el primer plano. Para que acabe cuajando, deberían equipararse en todos los sentidos la docencia y la investigación, y facilitar que la innovación esté en la docencia. La sociedad demanda una nueva universidad innovadora y apegada al entorno social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios