Esteban González Pons | Político "España es un país muy hipócrita"

Esteban González Pons. Esteban González Pons.

Esteban González Pons. / Juan Carlos Muñoz

Acepta el reto –se agradece– de tirar de sentido del humor al responder al cuestionario. Tampoco le cuesta excesivo trabajo a Esteban González Pons (Valencia, 1964), bregado en estas lides de tratar con periodistas. Doctor en Derecho Constitucional, el político del PPha sido senador, consejero de la Generalitat valenciana, diputado en el Congreso y hoy eurodiputado. Anda de ronda para presentar Ellas (España), su primera novela, muy citada por sus pasajes eróticos, cuando el autor preveía que despertaría más interés las cosas que cuenta sobre la Valencia derrochona anterior a la crisis.

–¿Ha seducido más con su sonrisa profidén en la política o en los bares?

Ellas era el título reservado para mi autobiografía. He debido de seducir poco y por falta de material lo he usado para una novela.

–Aprovechando que el Pisuerga está a punto de pasar por Valladolid, el título de su libro es muy 8-M, ¿no?

–Ojalá se entienda como 8-M porque el personaje es un hombre que, como todos los de mi generación, vive obsesionado con las mujeres. Lo importante para él es la seguridad de que la mujer a la que quiere también lo quiere.

–Mi novia se apellida Pons y le hace gracia la ocurrencia del periodista Jorge Bustos que lo llamó González Porn por los pasajes tórridos de su libro...

–Si a su novia le hace gracia que Pons se transforme en Porn, felicidades porque usted debe ser un hombre feliz. En serio, éste es un país muy hipócrita, a los políticos se les deja mentir pero no hablar de sexo. Nos parece bien tener políticos mentirosos pero mal que no sean asexuados.

–No negará que ha sido una publicidad magnífica.

–No he escrito Cincuenta sombras de Grey, pero si se vende igual no importará.

–Algunos del plan antiguo creen que "erótico" y "cochino" son sinónimos.

–En absoluto. No hay nada más limpio que el erotismo. La cochinada es el erotismo que se ha hecho viejo.

–En materia de corrupción, ¿es la Andalucía del PSOE la Valencia del PP?

–La corrupción, como el rencor, está en el ser humano, no en la región que habita.

Esteban González Pons. Esteban González Pons.

Esteban González Pons. / Juan Carlos Muñoz.

–¿Era Rita Barberá tan guatequera como parecía?

–Era la personificación natural de las Fallas valencianas. Representaba como nadie el espíritu alegre y festivo del Mediterráneo. Rita Barberá era Valencia misma.

–Han publicado Rajoy, Margallo y usted. ¿Y esta explosión editorial de la derecha?

–Y viene el de Albert Rivera. Hay una diferencia, ellos presentan memorias, yo he escrito una novela. No pertenezco al mismo grupo. Ellos escriben lo que han vivido y yo lo que me he inventado.

–Su libro va de segundas oportunidades. ¿Cuántas ha malgastado ya Casado?

–Tiene suerte en el amor porque quiere mucho a su mujer y ella a él. Y la segunda y la tercera oportunidad se la van a seguir dando en casa.

–Le pidió la mano a su hoy esposa de rodillas en un restaurante de Venecia en Nochevieja. ¿Le puede el romanticismo o la ñoñería?

–El romanticismo. Al terminar la novela pensé que podían llamarme cursi, pero gracias a las escenas de sexo lo que me han llamado es sátiro. No se puede ser sátiro y cursi al mismo tiempo.

–Suman seis hijos de tres matrimonios diferentes y se llaman Los Serrano. ¿Es el signo de los tiempos manejar divorcios y reorganizar la vida compartiendo custodias y nuevas parejas?

–Antes no existía, sólo se vivía una vida. A los 40 años una era viuda o uno viudo y no se casaba más. Y a los 20 ya conocías a todas las personas que tratarías en tu vida. Yo trato semanalmente el mismo número de personas que mis abuelos en toda su vida. En sucesivas vidas hay sucesivos amores y sucesivas familias, hay que aprender a vivirlas.

"Sánchez habla inglés, francés, es guapo y sonríe. Lo tiene todo para triunfar en la UE, pero está empeñado en triunfar sólo en Barcelona..."

–¿La historia de Pablo Iglesias e Irene Montero da para un best seller?

–Da para una comedia de televisión porque tener al marido y a la mujer en el Consejo de Ministros provocará momentos muy violentos a sus compañeros de gabinete. Imagine después de una bronca de una noche compartir el Consejo de Ministros con una pareja que no se habla; o después de una noche de merengue, de dulce, que se pasan la palabra uno a otro con un "habla tú, cari".

–Profesor de Derecho Constitucional, ¿cuántas cesiones al nacionalismo le caben a la Carta Magna?

–Ninguna. Es el enemigo de la paz, ha matado más en Europa que la peste negra. Una paradoja de la política española es que somos el único país de Europa que ve buenos a los nacionalistas. En el resto de Europa los nacionalistas están señalados como los fascistas o los comunistas. Para que la Constitución tenga futuro, debemos aprender que este mundo es de la globalización, no del nacionalismo.

–Empezó en el Senado y ha acabado en el Parlamento Europeo. Sin acritud: ¿ha pensado alguna vez en buscar trabajo?

–Por eso me he hecho escritor.

–Es una de las voces del PP más críticas con Vox, ¿ha perdido toda esperanza con el renacer de Iturgaiz?

–El PP no tiene nada que ver con Vox, que ni es de extrema derecha ni de derechas, sino nacionalista español. Y el nacionalismo español es tan peligroso como el alemán. Debemos evitar por todos los medios que crezca. Los nacionalismos son el cáncer que puede matar el mundo en el que creo.

–Margallo dice que él es patriota, no nacionalista.

–Hace mejores frases que yo.

–¿Qué futuro depararía a España si Europa se desmoronara?

–Dice Juncker que en Europa hay dos tipos de países: los pequeños y los que no saben que lo son. España no sabe que es pequeño y si se desmoronara Europa, nos daríamos cuenta de que en realidad somos minúsculos.

–Dice que Boris Johnson quiere convertir el Reino Unido en un gran Singapur. ¿Cuál es el plan europeo de Pedro Sánchez?

–Ninguno, aunque podría tenerlo porque habla inglés, francés, es guapo y sonríe. Lo tiene todo para triunfar en la UE, pero está empeñado en triunfar sólo en Barcelona...

–Puigdemont sabe muchos idiomas.

–No llegará a ningún sitio.

–Y no es guapo.

–Es que Pedro Sánchez es muy guapo...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios