PREDICCIÓN La lluvia se apunta al puente en Sevilla

Juan Antonio Díaz | Profesor y pintor

"Los presupuestos para el arte y la cultura son tercermundistas"

Juan Antonio Díaz.

Juan Antonio Díaz. / A. C.

Juan Antonio Díaz López nació en Cabra de Santo Cristo (Jaén). Es profesor de la Universidad de Granada, donde vive. Combina su faceta docente e investigadora con la de artista plástico. Es especialista en Literatura Inglesa Contemporánea, en los pintores románticos británicos del siglo XIX y en los mezcla escritores y artistas del grupo de Bloomsbury. También es uno de los expertos en hispanismo británico y especialmente en la figura del escritor Gerald Brenan. En paralelo ha desarrollado una carrera como artista plástico.

–¿Prefiere coger el pincel o estar en una clase llena de alumnos?

–El pincel es la herramienta de una actividad solitaria y gozosa. Una clase llena de alumnos es un compromiso y un trabajo con horario y no suele ser tan creativo como pintar. Cada cosa requiere su pasión y su tiempo.

–¿Cómo un experto en literatura inglesa termina siendo pintor?

–Todas las artes están interconectadas y literatura, pintura y música van juntas. Mi primera vocación era la artística pero la segunda ha alimentado a la primera.

–Su obra pictórica se encuadra en la llamada abstracción lírica. ¿Cuál ha sido el desarrollo del proceso de creación?

–En eso no soy nada original. Son muchos y magníficos artistas los que empezaron con la figuración y han acabado como reconocidos pintores abstractos. Es un viaje bastante frecuente. Antes que yo lo ha hecho mucha gente.

–¿Y cuáles han sido sus referencias en la pintura?

–Artistas puntuales de toda la historia del arte pero sobre todo la vanguardia europea y la abstracción americana. De España, el gran Sorolla y el grupo El Paso. Y de Granada, Juan Manuel Brazam, un pintor al que habría que reivindicar.

-¿Cuál cree que ha sido el literato inglés más importante en la literatura moderna?

–Los dos más importantes son ya dos clásicos, Virginia Woolf y James Joyce, auténticos renovadores de la literatura universal.

–Es usted un destacado experto en Gerald Brenan. ¿Está vigente el pensamiento de este hispanista o lo cree desfasado?

–Gerald Brenan está vigente en sus aproximaciones a la historia, la literatura y a la esencia de lo español. Debería ser obligatorio leerlo. Su obra El laberinto español no enseña mucho de nuestro pasado.

–También tiene usted fama de activista. Me imagino que es de los que piensan que los intelectuales y artistas deben implicarse en el desarrollo de la vida social y política.

–Algunos diletantes defendían y defienden la imagen del artista en su torre de marfil. Yo soy de los que se implican política y socialmente. Y más siendo artista. El intelectual debe estar al tanto de todo lo que pasa a su alrededor y reivindicar aquello que cree más conveniente para la sociedad en la que vive.

"Es hora de hacer justicia con los desaparecidos y compensar, al menos emocionalmente, a sus familias"

–El baloncesto es otra de sus pasiones. No deja de ser raro.

–Sí, es posible. Es un deporte que empecé a practicar a los 12 años en el Ave María y no he parado desde entonces. He llegado a jugar con jugadores tan importantes como Antonio Franco, Abel Hernández, Fernando Tutau, Rivera, Chica y otros. Es mi válvula de escape.

–¿Cree que las instituciones andaluzas hacen algo decente para promocionar el arte y la cultura en general?

–Poco hacen para lo que podrían hacer y desde luego los presupuestos dedicados a cultura en general y al arte, en particular, son tercermundistas. Aunque hay alguna excepción. Pero ya digo, no hay muchos interés por parte de los políticos de apostar por la cultura.

–También se ha destacado como un firme defensor de la Memoria Histórica. ¿Cualquier tiempo pasado no fue mejor?

–Como investigador universitario he trabajado el tema y resulta que los mejores en ese tema son nombres como Preston, Gibson o Jon Lee Anderson. Ellos consideran, como yo, que es hora de hacer justicia con los desaparecidos, Lorca entre ellos, y compensar, emocionalmente al menos, a sus familias. Soy un firme defensor de que la gente no olvide las injusticias.

–¿Cómo lleva haber nacido en Jaén y haber vivido toda su vida en Granada? 

–Pues me muevo entre el amor a mi tierra natal y la idea, que comparto con García Lorca de que esta ciudad es imposible. La malafollá lo impregna todo. He oído muchas veces la frase de que lo mejor de Granada a lo largo de su historia ha llegado de fuera. Y yo así lo creo.

–¿No se siente querido en Granada?

–Debo decir que ese no es mi caso. En la Universidad me he sentido valorado como profesor. Y como artista he expuesto en las mejores salas de Granada y provincia y soy además Medalla de Oro de la provincia de Granada, todo un orgullo. Así que yo no puedo quejarme.

–¿Cuál es su próximo proyecto? 

–Ahora mismo hay una exposición sobre arte y jazz, en la Fundación Caja Granada. Y el día 28 de septiembre se inaugura otra dedicada a la vanguardia, al jazz y a Juan de Loxa, en el Pósito de Loja, que será mi homenaje a ese gran artivista y amigo Juan. 

–¿Cómo distribuyó su tiempo durante el confinamiento?

–He leído y escuchado música sin parar, pero sobre todo he desarrollado un proyecto de homenaje a la vanguardia en forma de collages que todavía sigue dando buenos frutos. La creación me ayuda siempre a superar cualquier contratiempo en mi vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios