Ángel Pes, Presidente de la Red Española del Pacto Mundial

"Sólo con los alimentos que se desperdician se eliminaría el hambre"

Ángel Pes, presidente de la Red Española del Pacto Mundial. Ángel Pes,  presidente de la Red Española del Pacto Mundial.

Ángel Pes, presidente de la Red Española del Pacto Mundial.

Es doctor en Ciencias Económicas y profesor de Economía en excedencia de la Universidad de Barcelona, además de subdirector general de Caixabank y presidente de la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas, en la que vuelca mucho esfuerzo y grandes esperanzas. Porque Ángel Pes (Pobla de Segur, Lérida, 1951) está convencido de la necesaria implicación de todas las fuerzas para afrontar los grandes retos de la humanidad este siglo, concretados en 17 objetivos que parecen muy lejanos pero, asegura, están a nuestro alcance. El día 10 estará en Huelva hablando de todo ello en una jornada de formación para el Grupo Joly y Mercadona.

-¿Está al alcance el desarrollo sostenible o es la utopía moderna?

-Hoy en día disponemos de la tecnología, de los recursos financieros y de las capacidades organizativas necesarias para construir un mundo sostenible. Todo depende de que tengamos la voluntad necesaria para hacerlo realidad.

-Naciones Unidas fijaron 17 objetivos hace tres años con 2030 en el horizonte.

-Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son la propuesta más esperanzadora para la humanidad porque concretan en qué consiste el desarrollo sostenible. Proponen "no dejar a nadie atrás" y, al mismo tiempo, desarrollar la actividad económica siendo respetuosos con el medioambiente.

-¿Pero de verdad es posible acabar con el hambre y la pobreza en el mundo?

-Sólo con los alimentos que se desperdician en la cadena de producción y distribución actuales, que se estiman en una tercera parte del total, se eliminaría el hambre del mundo. Amartya Senn, premio Nobel de Economía, ya explicó que las hambrunas no son consecuencia de la escasez de alimentos, sino de no establecer las prioridades políticas adecuadas para evitarlas.

-¿Hasta qué punto son conscientes las empresas de la necesidad de su implicación social?

"Ninguna empresa puede subsistir a largo plazo si no actúa en sintonía con los valores de la sociedad"

-Las empresas es un término demasiado general. En el mundo hay empresas que han desarrollado modelos de negocio que han permitido a más de diez millones de campesinos, en Kenia, acceder a servicios financieros y a la información necesaria para saber cuándo les conviene vender su cosecha. Por otra parte, también hay empresas que no respetan los derechos laborales básicos de asociación y negociación colectiva, o utilizan trabajo infantil. En España nos interesa destacar que hay más de 2.000 empresas firmantes del Pacto Mundial, que es la mayor iniciativa del mundo en responsabilidad empresarial, promovida por Naciones Unidas. La mayoría de ellas son pymes, aunque más de 30 empresas de las 35 del Íbex también son firmantes del Pacto. Somos el país con más empresas firmantes. Sin embargo, nos queda mucho por hacer, pues en España hay más de dos millones de empresas.

-¿La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) es una herramienta efectiva o una estrategia de moda?

-La RSC es una actitud que deriva de asumir la naturaleza social de las empresas. Ninguna empresa puede subsistir a largo plazo si no actúa en sintonía con los valores de la sociedad, y hoy en día el desarrollo sostenible es el núcleo de estos valores.

-¿Qué grado de compromiso encuentran en Andalucía? ¿En qué Objetivos se detecta más sensibilización?

-En Andalucía hay 350 entidades firmantes de Pacto Mundial, la tercera comunidad autónoma en España. Está bien, pero teniendo en cuenta el tamaño de la región y el impulso que se está dando a los ODS, todavía estamos lejos del potencial del tejido empresarial andaluz para comprometerse con el desarrollo sostenible.

-¿Qué tiene Pobla de Segur, que cuenta con otros hijos ilustres como Carles Puyol o Josep Borrell?

-¡Buena pregunta! Algo debe tener. Yo apuntaría que la combinación de ser una zona montañosa, que le da un gran encanto, a la vez que exigente por el mismo motivo, y obliga a trabajar mucho para prosperar. En definitiva, un buen crisol.

-¿Debería ser el fútbol, por dinero y masa social, un mayor aliado para los ODS?

-Todos los sectores y deportes deben ser aliados, pues hablamos de la agenda de la Humanidad por la dignidad y la prosperidad para las personas y la sostenibilidad del planeta. Deportes con el poder de convocatoria del fútbol serían de gran ayuda para darla a conocer.

-¿Y el Gobierno y la política deben ser el mayor apoyo o la fuerza del cambio está en el sector privado?

-El compromiso de los gobiernos es fundamental. De hecho, la fuerza de los ODS deriva en gran parte de su aprobación por unanimidad de los 193 estados de Naciones Unidas, en septiembre del año 2015. Sin embargo, la ambición de la agenda exige el compromiso de todos si queremos hacerla realidad. Las alianzas van a ser fundamentales, y de modo singular las alianzas público-privadas. El sector privado tiene un papel insustituible pues sin la implicación de las empresas no podremos alcanzar el desarrollo sostenible. Y este papel protagonista del sector privado es una novedad en el marco de los acuerdos internacionales.

-Para acabar: apueste por un objetivo que sea factible antes de 2030.

-Creo que todos los son. En nuestro país, uno que está relativamente avanzado es la generación de energía eléctrica desde fuentes renovables. Si somos ambiciosos en la próxima ley de transición ecológica, podemos conseguir este objetivo incluso antes del 2030.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios