Félix de Azúa, escritor y miembro de la Real Academia Española

"Trump puede confundir un libro con una plancha"

"Trump puede confundir un libro con una plancha" "Trump puede confundir  un libro con una plancha"

"Trump puede confundir un libro con una plancha" / juan carlos muñoz

-Las estadísticas de lectura en España son horribles.

-Es verdad que hay una escandalosa pérdida de interés en la lectura en determinados medios, pero hay algunos que nunca habían leído y ahora lo hacen.

Recomendarle un libro a Rajoy es muy difícil. Es un aficionado casi obsesivo de la prensa deportiva"

-Explíquese.

-Cuando yo era joven, leían los estudiantes. Ahora los universitarios tienen demasiado trabajo con los botellones. En cambio, se han puesto a leer todas las mujeres, que antes no leían. No se escribían libros para mujeres.

-¿Ahora se escriben libros para mujeres?

-No sólo eso, sino que muchas mujeres que empezaron leyendo libros para mujeres han pasado a leer libros para todo el mundo. Empiezan a leer libros de esa señora que escribe sobre costureras y después se pasan a Proust o a Kafka.

-¿Se puede convencer a un no lector para que lea?

-La cosa es hacerle entender que va a vivir muy poco tiempo. Digamos unos cien años. Es una birria, muy poca cosa. Lo que hay que hacer es darle una mayor implementación o sinergía a tu vida.

-¿Cómo se consigue eso?

-Viviendo otras vidas. Y viviendo las vidas, casi siempre apasionantes, de los que ya se han muerto. Cuando abres un libro de Cervantes o de Quevedo lo que haces es traerte a la silla de al lado a esta gente. Ellos están deseando hablar con alguien porque están bajo tierra y se aburren. Y te cuentan El Quijote, el Buscón.Si le dedicas dos horas de cada día habrás vivido cuatro o cinco vidas más además de la tuya.

-Si la lectura es un virus también debe haber vacunas para pararlo.

-Los poderes fácticos están empeñados en que nadie lea. Hasta ahora, los presidentes de Estados Unidos eran personas medianamente cultas. Algunos muy poco, como Nixon, pero por lo menos habían visto un libro por fuera. Trump es el primero que no sabe lo que es un libro. Lo puede confundir perfectamente con una plancha.

-¿Qué libro le recomendaría a Trump?

-El Eclesiastés, porque él es una especie de enorme vejiga hinchada de vanidad y el Eclesiastés es el mejor libro que se ha escrito contra la vanidad. Es un poema de una belleza inaudita pero no sé si el señor Trump sería capaz de entenderlo.

-¿Cuál le recomendaría a Mariano Rajoy?

-Es muy difícil. Es un aficionado casi obsesivo de la prensa deportiva y la gente como él echa mucha adrenalina. Es muy difícil competir con eso. No imagino yo algo que pueda ser tan emocionante como la prensa deportiva. Quizás, le recomendaría a Kafka.

-¿Por qué?

-Es quien ha descrito con mayor felicidad el funcionamiento de la administración. Si pudiera dejar por un momento la prensa deportiva y enterarse de los instrumentos de los que está al mando, a lo mejor se despertaba.

-¿Los políticos españoles leen mucho?

-Los que yo conozco no. No tienen tiempo. Y los que no conozco tampoco. Aunque hay que hacer diferencias. Algunos son muy sabios. Casi humanos. Pero la mayoría lo primero que tiene que dejar cuando entra es el alma. Lo humano del humano. La política actual es completamente inhumana.

-¿Por eso prescinden de los libros?

-Es que no podrían. Si lo intentaran podrían tener problemas graves.

-¿De conciencia?

-De comportamiento. De repente podrían descubrir que aún les queda un resquicio de libertad y eso dentro de un partido te cuesta la vida.

-¿Y en los partidos nuevos?

-Están haciendo un papelón. Yo estoy muy desde el principio con Ciudadanos. No mienten todavía mucho, pero están tiernos y cometen errores enormes. Y eso Ciudadanos, que son gente con carnet de identidad. De Podemos no sabemos nada. Son como un almacén chino. Te lo comprarías todo porque es todo muy barato, pero luego no sirve para nada y además se rompe enseguida.

-¿Se puede ser de centro en España?

-Claro que sí. El PP ya es de centro. Ha logrado neutralizar todas sus fuerzas de derechas verdaderas. Ciudadanos, como colabora con el PP y los socialistas, también es de centro. Los socialistas no tienen mas remedio que serlo. Hay tantos partidos socialistas como comunidades. Queda un partido, que es Podemos, que es la extrema derecha. Son populistas. Separatistas en Cataluña. En el País Vasco están con Bildu. Es un partido totalitario y estalinista. El resto están en un centro gigantesco donde, como decía Hegel, de noche todas las vacas son pardas.

-¿Sigue vigente el "limpia, fija y da esplendor"?

-Doy fe.

-¿Aunque el diccionario de la RAE incluya palabras como amigovio?

-La Academia parece un casino donde se reúne gente muy vieja, muy sabia y muy aburrida y es todo lo contrario. Mayores son, pero tienen un espíritu juvenil y muchas ganas de hacer cosas porque trabajan en lo que les gusta. Ahí sí que no hay centro. Luchamos para ponernos de acuerdo y necesariamente se crean frentes distintos.

-Y eso que hablan todos la misma lengua.

-Pero la lengua es un organismo vivo. Es lo único vivo que tenemos realmente. Nosotros palmaremos y ella seguirá adelante.

-¿Nos habría ido mejor con una sola lengua, como en la torre de Babel?

-No. Sin la menor duda. El Señor tomó una decisión muy acertada. Cuando creó a Adán y Eva les dijo "creced y multiplicaos". Los que hicieron la torre se querían quedar dentro, con su lengua. Dios dijo que no. Si no llega a hacerlo, el mundo se habría quedado como una especie de Cataluña.

-¿A qué se refiere?

-A un lugar donde la gente se cree que con una lengua se puede vivir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios