lucas castán. Director de cine

"El cine es una carrera de fondo, hay que ser constante"

"El cine es una carrera de fondo, hay que ser constante" "El cine es una carrera de fondo, hay que ser constante"

"El cine es una carrera de fondo, hay que ser constante" / filmdonut

-Este cortometraje, ¿es un homenaje al hielo?

-Es una historia que trata sobre el hockey sobre hielo porque yo fui jugador durante 12 años. Siempre he tenido la espinita de volver a la temática y de mostrar la parte más desconocida de los jugadores de este deporte.

-¿Por ejemplo?

-Hay una parte más conocida que es la de contacto, de violencia, de estos deportes un poco brutos, pero que es más noble de lo que parece. Pero hay otra parte que son los sentimientos de estos jugadores, gente que tiene sueños por cumplir, miedos, mucha pasión por el deporte, sobre todo en España, ya que no es un deporte profesional. Lo practican por amor al arte y lo tienen que compaginar con su vida, ya que los entrenamientos y los requerimientos son iguales que en una liga profesional, pero no les da de comer.

-¿Por qué Los hombres de verdad no lloran?

-Porque los jugadores de estos deportes así más de contacto parece que tienen una coraza. Ésta es una historia de sentimientos no expresados, del legado que pueden dejar los padres a sus hijos.

"Mi entrenador era soviético y decía que las cosas había que demostrarlas haciendo, no hablando"

-Hay un escenario que ya no existe que es la antigua pista de hielo de Jaca, todo un símbolo para la ciudad y para usted sería como su casa.

-Se derruyó tres meses después de acabar el rodaje y es donde yo viví casi toda mi vida como deportista. Se dejó un poco de lado porque se hizo una pista nueva. Ahora es un solar. Para Jaca era un símbolo, la gente le tenía mucho cariño y hay quien todavía se queja de que la tiraran. Cuando fui hace unos años y vi el estado en que se encontraba, se me cayó el alma a los pies y decidí que tenía que rodar algo allí y dejar ese recuerdo antes de que desapareciera del todo. Fue la primera escena que tuve en la cabeza.

-¿Lo sigue practicando?

-No, lo dejé cuando empecé la universidad porque no podía rendir como me pedían. Suponía hacer 300 kilómetros ya que en Zaragoza no hay pista. Ahora sería como dar un paso atrás y no puedo asentarme en Jaca otra vez. El problema del hockey es que en España no hay muchas pistas porque influye la climatología.

-¿Siente que le falta algo?

-Sí, sí, lo siento. De hecho, cuando voy como espectador se me hace un nudo en la garganta. Ahora si lo practicara sería de forma recreativa, no para competir.

-Habla en este cortometraje de un tema que conoce bien. ¿Cree que los cineastas hablan de lo que saben en sus películas?

-Hay de todo y para todos. El cine siempre se ha dicho que una parte es arte y otra industria. Cada proyecto tiene más de una que de otra.

-Ha participado en la Sección Oficial del Festival de Cine Internacional de Seattle. Está llegando muy lejos..., y eso que estrenaron en enero.

-Sí, el estreno oficial fue en Zaragoza. La verdad es que nos está dando bastantes alegrías. También formó parte de la sección oficial del 20º Festival de Málaga, del de San Juan de Alicante que califica para los Goya..., y la de Seattle es la selección más grande o relevante que hemos tenido hasta ahora por la que pasan 150.000 personas cada año. Los ganadores de este festival tienen acceso a los Oscar. Yo tenía ganas también, aunque es algo personal, de ir a un festival en EEUU porque uno de los deportes rey es el hockey sobre hielo y tengo curiosidad de ver cómo reciben esta historia.

-Alfonso Lara es uno de los protagonistas de esta aventura.

-Le enviamos el guión a su representante y enseguida aceptó. Su aspecto, así como muy pirenaico, y su edad nos gustaban. Respecto al niño, hicimos un casting en la propia escuela de hockey de Jaca. Nos parecía más fácil coger a un chaval que conociera el mundillo aunque no fuera actor.

-Usted pertenece a la nueva generación de cineastas. ¿Cómo encara el futuro?

-Es un momento complicado, pero el que la persigue la consigue. Es una carrera de fondo, se trata de ser constante y de no querer lo inmediato, algo que es muy de mi generación: lo queremos todo ya. En el cine cada vez hay más nivel y competencia. Hoy no hacen falta tantos medios, con una cámara de fotos puedes conseguir una calidad aceptable. Lo bueno de esto es que al final el corto que destaca es el que tiene una buena historia. Pero lo malo es que no hay una criba porque no supone tanto coste llevar a cabo los proyectos y algunos están sin madurar.

-¿Qué proyectos tiene?

-Ahora estoy escribiendo un guión que no sé aún si será corto o largo, estoy trabajando con una productora de publicidad en la realización de anuncios, a la vista, aunque sin cerrar aún, está el rodaje de un videoclip para un famoso grupo de pop español y he trabajado en la coordinación de un casting para una película en Jaca con Joaquin Phoenix, en la que me gustaría entrar.

-Esa perspectiva de la carrera de fondo se la habrá dado el deporte.

-Sí, sí. Mi entrenador era soviético y decía que las cosas había que demostrarlas haciendo y no hablando. Algo que he aplicado bastante en mi vida.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios