Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Ami Bondía · Comunicadora

"Si pones tu corazón aparecen esas casualidades que deseas"

  • Soñó con 15 años que un día trabajaría con Alejandro Sanz y una década después se convirtió en su responsable de prensa para EEUU, América Latina y España. Ahora cuenta su historia en el libro 'Un café con Chan'.

–¿Quién es Chan y por qué se toma un café con él?

–Chan es el nombre de Alejandro Sanz, aunque para algunos resulte desconocido. Esto viene de una anécdota que a él le gusta contar de vez en cuando. Resulta que él estaba un día en un bar con Paco de Lucía y se acercó un hombre un poco ebrio y les dijo “tú eres Paco de Lucía y tú Alejandro Chan”. Eso le hizo mucha gracia y desde entonces es el nombre que usa en su ámbito privado. Por eso lo utilicé a la hora de poner título al libro.

–Trabajar con él era un sueño que tenía desde adolescente, ¿no tuvo miedo de no estar a la altura o de dejarse llevar por el fanatismo?

–Yo le tenía mucho respeto a un puesto tan importante porque llegué a él muy joven y de manera casual. Las personas que habían trabajado con Alejandro Sanz tenían todas una dilatada carrera y un proyecto tan grande me asustó un poco, pero las oportunidades así sólo pasan una vez en la vida y si yo había sido capaz de llegar hasta ahí ¿por qué no iba a estar a la altura?

–¿Cómo llega a convertirse en responsable de prensa del que ha sido imagen de sus carpetas durante su adolescencia?

–Fue un recorrido de diez años en el que tuve muy claros mi meta y mis objetivos y en base a eso fui caminando. Aunque en realidad son pasos que cualquiera puede dar: estudiar una carrera, orientar el trabajo al mundo de la música, dirigirte a la música pop y entrar en su empresa. Pero está ese punto mágico en el que la persona que le lleva la prensa a Alejandro Sanz no puede hacerlo y estás tú ahí para ocuparte del puesto. Pero quiero recalcar que no hay nada extraordinario en lo que yo he conseguido, el secreto es ir paso a paso persiguiendo un objetivo. Aunque, claro, si pones tu corazón aparecen esas casualidades que deseas.

–Imagino que después de haber trabajado con él tanto tiempo puede definirlo más allá de lo que se ve en los medios o en sus conciertos.

–Él es exactamente como aparece en los medios, hay una gran coherencia entre la persona y el personaje. Pero cuando tienes la oportunidad de conocerlo en persona descubres que es alguien con mucho carisma y con mucha energía que sabe contagiar al resto de su equipo para hacer que el proyecto al final sea de todos. Pero, sobre todo, Alejandro Sanz es puro amor, aunque eso no salga en los medios. 

–¿El haber conseguido su meta fue lo que la impulsó a escribir el libro?

–Realmente fueron dos motivos. Yo llevo varios años dedicándome al personal branding y me apetecía escribir un manual  que fuera útil para los talleres que imparto. Por un lado estaba esa idea y por otra la historia de Alejandro Sanz, que yo se la había contado a varios compañeros y hasta algunos me preguntaron que si podían escribir mi historia en sus libros de motivación. Eso hizo que me diera cuenta de que había personas a las que podía interesarles. Al final hallé la mejor forma para hacer ver la marca personal como la estrategia perfecta para cumplir sueños a través de mi historia.

–Habla de personal branding, pero es un concepto que no resulta conocido por todo el mundo. ¿En qué consiste exactamente?

–El personal branding tiene tres partes. Una primera que trata sobre el autoconocimiento, otra de estrategia de objetivos y una última de comunicación. La idea es conocerse a uno mismo para saber cuáles son las habilidades y el valor diferencial que todos tenemos y después aprender a comunicarlo. El objetivo es sacar nuestra mejor versión, siendo coherentes con lo que somos y comunicándolo para así diferenciarnos y convertirnos en la opción a elegir en cualquier proceso de selección.

–A la hora de mostrar la imagen de marca internet juega un papel importante. ¿No cree que para muchos eso se reduce, erróneamente, únicamente a Twitter y Facebook?

–Desde mi punto de vista hay visiones sesgadas de la marca personal.  El ámbito digital es sólo la parte externa de la marca personal, algo que tiene que ver más con el marketing, con el venderse a uno mismo. Sin embargo, la marca personal está más ligada a conocerse y extrapolarlo sin dejar de ser coherente. Si consigues hacer eso bien vas a tener mucha más fuerza, mientras que con el marketing en cualquier momento puedes tener una actitud que rompa con lo que has transmitido en las redes sociales.

–Usted dice que siguiendo las claves del personal branding se facilita el camino hacia los sueños, ¿no le parece un poco utópico?

–No, porque la marca personal y el cumplir los sueños no es algo que se antoje fácil. Las personas nos llevamos muchísimo tiempo para alcanzar nuestras metas y objetivos, a mí me llevó diez años. Lo que hay que hacer es dirigir todo tu esfuerzo a un objetivo con una estrategia marcada para no dar palos de ciego. Por eso no me parece utópico, porque es algo que requiere mucho esfuerzo.

–¿Todo de lo que usted habla se puede aplicar en el terreno personal?

–Por supuesto, pero hay que tener en cuenta que la marca personal depende de uno y que en otros terrenos hay aspectos que no podemos controlar.

–Si con 15 años soñó con trabajar con Alejandro Sanz y lo consiguió, ¿qué sueña conseguir ahora?

–Cuando estás persiguiendo tu sueño te das cuenta de cuál es tu misión. Ahora mismo la mía es ayudar a que otras personas consigan y renueven sus sueños a través del personal branding. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios