Emilio Carpio Encinas | Director de Andalucía de Nautalia Viajes “La situación por la que pasamos cambiará la manera de viajar”

Emilio Carpio en Colombia. Emilio Carpio en Colombia.

Emilio Carpio en Colombia. / MG

Este hombre ha visitado 150 países de los 195 que hay en el mundo. Nació en Sevilla en marzo de 1971 y echó los dientes, como popularmente se dice, en las agencias de viaje. Estudió en la Facultad de Derecho de la Universidad de Granada y ha trabajado en varias empresas del sector. Ha sido director comercial de Andalucía en Viajes Marsans, director de zona en Halcón Viajes y ahora es director de zona de Andalucía en Nautalia Viajes. Lleva más de un cuarto de siglo en el sector y augura que esta pandemia nos va a cambiar la manera de viajar.

–Los viajes no están ahora en el pensamiento de muchos ciudadanos. ¿Cómo sobreviven con esta realidad?

–Es muy triste. Muchos clientes, amigos viajeros los llamo yo, nos transmiten sus ganas de viajar, pero saben que ahora no pueden. Hay mucha inquietud y también mucho miedo. Esperemos que esta realidad cambie pronto. Sobrevivir a esta situación actual resulta terrible, anímica y económicamente. Habrá quien no pueda hacerlo y habrá empresas que estén preparadas para aguantar la tormenta hasta que mejore la perspectiva, evidentemente acometiendo reestructuraciones acomodadas a los tiempos actuales.

–¿Cree que el turismo está pasando por el peor momento de su historia?

–Sin duda. Es que se han unido factores determinantes para esto. La incertidumbre que provoca saber dónde o no se puede viajar, el miedo que provoca la misma pandemia y la inseguridad económica, ya que hay muchos trabajadores que no saben en qué quedarán sus trabajos.

–¿Cree que esta pandemia ha cambiado la manera de ver los viajes?

–Sí que lo creo. Sobre todo habrá una mayor especialización a la hora de ofrecer un destino al cliente. Ya no bastará con el destino y sus atractivos, sino en explicar bien cómo vas a volar, qué medidas de seguridad habrá, qué se van a encontrar en los hoteles para dormir, dónde podrá comer, cómo serán las visitas programadas… Por lo menos nosotros, desde Nautalia, tenemos claro ese camino y en ello estamos trabajando con todo nuestro personal.

–Cómo serán los viajes en el futuro?

–Mucho más elaborados y tendrán que generar mucha confianza en el receptor, tanto por parte de su proveedor como de los receptores en destino.

–¿Hasta qué punto ha perjudicado esta pandemia a su sector?

–Ahora mismo el daño es terrible, llevamos 8 meses prácticamente sin facturar nada y con el hándicap de devolver parte de lo reservado para 2020, que es una tarea ardua, dificultosa y no siempre bien entendida. Y ahora, con los cierres perimetrales, que incluso no permiten viajar entre provincias, mucho peor. En Granada han obligado a cerrar los establecimientos hosteleros. Así que el perjuicio al sector es enorme.

–¿Están recibiendo ayudas del Estado por esta situación?

–Como el resto de las empresas, en líneas de crédito ICO y con los ERTE para aminorar el peso de pago de nóminas. Pero por desgracia, con esta situación me temo no serán suficientes y confío en que se hará un mayor esfuerzo por parte del Estado.

–¿Se están cerrando muchas agencias de viajes?

–Se están cerrando, pero yo siempre he dicho que este sector en el que trabajo es un sector valiente. De todas maneras, creo se están cerrando muchas menos de lo que la situación dice. Evidentemente, las grandes redes lo tienen mejor, siempre en eso hay un plus favorable por la dimensión de la empresa. Creo que el mayor problema estará si esta situación no empieza a cambiar en la próxima primavera para tener un pequeño respiro en el verano 2021.

–¿Tiene usted alguna idea para aminorar el prejuicio que les está causando esta crisis?

–-Tener ideas en estos tiempos, en los que el miedo campa a sus anchas, siendo además libre y justificado en muchos casos, es bastante difícil porque no depende de nosotros. Sí se me ocurre que hay que preparar al personal y prepararnos nosotros mismos para que cuando esto cambie ofrezcamos viajes de más calidad, si cabe, y con más información y datos de tranquilidad, si cabe, para el receptor.

–¿Cuándo cree usted posible que podrá recuperarse el sector?

–Hay que ser optimistas. Yo estoy convencido de que cuando esto acabe la gente tendrá muchas ganas de viajar, de salir fuera y ver otros escenarios a los que no ha podido ir por culpa de los confinamientos. Las ganas de descubrir, conocer y de interactuar no sólo están intactas, sino que se han realzado ahora, cuando hemos descubierto lo triste que es no poder hacerlas. Estoy convencido de que nuestra vuelta será grande.

–Me consta que paradores y hoteles están haciendo ofertas para atraer clientes en esta crisis. ?

–Sí, hay ahora muy buenas ofertas. Además, con las máximas garantías para que los viajeros puedan disfrutar de estas con plena satisfacción. Ahora hace falta que las noticias sobre el Covid-19 sean más favorables y permitan movernos. También se están creando muchos productos para el 2021, en los que la combinación de calidad y precio son irresistibles en muchos casos. Mi empresa, por ejemplo, va a respetar precios de 2020 a todos los amigos viajeros que han cambiado sus vacaciones a 2021. Eso, en muchos casos, significa perder dinero, pero era algo que teníamos que hacer, algo de obligado cumplimiento hacia ellos, por su confianza en nosotros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios