El conflicto catalán

El Constitucional rechaza por unanimidad suspender la inhabilitación de Torra

  • El Alto tribunal admite el recurso de amparo del ex presidente catalán, que acudirá a Estrasburgo 

  • Denuncia que "no hay justicia para los independentistas catalanes en España" 

El ex presidente de la Generalitat Quim Torra durante un pleno en el Parlamento catalán. El ex presidente de la Generalitat Quim Torra durante un pleno en el Parlamento catalán.

El ex presidente de la Generalitat Quim Torra durante un pleno en el Parlamento catalán. / David Zorrakino (EP)

El pleno del Tribunal Constitucional (TC) ha rechazado suspender de forma urgente la ejecución de la sentencia que condenó al ex president de la Generalitat de Cataluña Quim Torra a año y medio de inhabilitación, aunque sí que ha admitido a trámite su recurso de amparo contra la resolución de Supremo.

En una providencia, el pleno desestima por unanimidad la cautelarísima planteada por la defensa que pedía dejar en suspenso la inhabilitación que confirmó la Sala II del alto tribunal al no apreciar razones de "urgencia excepcional" por dos motivos.

Primero, porque "la pena de inhabilitación ya se ha hecho efectiva" y, además, "porque el asunto presenta elementos sustantivos específicos que abogan por un estudio meditado y contradictorio de la pretensión cautelarísima instada".

Es por ello que han acordado abrir una pieza para resolver sobre la medida cautelar, que pide también la suspensión de la pena, pero ya con audiencia de las partes, de manera que se dará traslado a la Fiscalía y la defensa para que efectúen sus alegaciones.

Admite el recurso de amparo

La negativa a acordar la cautelarísima era lo más previsible, habida cuenta de que su concesión es poco frecuente en el TC, que solo la acuerda en casos excepcionales y con penas leves.

En cambio, sí que ha admitido a trámite el recurso de amparo contra la sentencia que le condenó a año y medio de inhabilitación por desoír la orden de la Junta Electoral Central (JEC) que le obligaba a retirar una pancartas de apoyo a los presos del "procés" de edificios públicos en la campaña electoral del 28-A de 2019.

Los magistrados argumentan que "concurre una especial trascendencia constitucional", ya que "el asunto suscitado trasciende del caso concreto al plantear una cuestión jurídica de relevante y general repercusión social o económica y porque pudiera tener unas consecuencias políticas generales".

Ambas decisiones se han tomado en un pleno monográfico para tratar las cuestiones de Torra, después de que el presidente, Juan José González Rivas, acordara que se revisara por los 12 magistrados, pese a que la defensa no interpuso un incidente de nulidad ante el Supremo, lo que hubiera dado pie a rechazar el amparo en el TC por no haber agotado la vía jurisdiccional.

Pero los magistrados sí lo han admitido a trámite, de manera que ahora la defensa del ex president tendrá que esperar a que el tribunal de garantías resuelva antes de ir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, donde tienen depositadas todas sus esperanzas.

La defensa de Torra reclama en su recurso de amparo que, además de declarar nulas las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de diciembre de 2019 y la del Tribunal Supremo de 28 de septiembre de 2020, se adopten las "medidas oportunas para restablecer" a Torra en sus cargos de presidente de la Generalitat y de diputado del Parlament de Cataluña.

Y alega una "urgencia excepcional", puesto que esta condena, además de despojarle de su cargo de president, le imposibilita a concurrir a cualesquiera procesos electorales mientras dure. 

Torra acudirá ya a Estrasburgo

Torra ha recibido sin sorpresas la decisión del Tribunal Constitucional de no suspender la ejecución de la sentencia que le inhabilitó y, sin esperar a la resolución final sobre su recurso, acudirá ya al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

En un comunicado, Torra ha hecho una "valoración negativa" de la decisión judicial, algo que no obstante no supone "ninguna sorpresa", pues, según ha asegurado, tiene "constancia continuada del trato diferencial y discriminatorio de la justicia española con los independentistas catalanes".

Torra ha denunciado que su proceso está "lleno de irregularidades procesales e interpretaciones interesadas de las leyes", por lo que cree que "no hay justicia para los independentistas catalanes en España".

En este sentido, ha confirmado su voluntad de "continuar el pleito en defensa de la libertad de expresión y los derechos civiles de los catalanes en Europa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios