España

Cospedal exige al Gobierno que investigue el supuesto espionaje a la cúpula del PP

  • La número dos de los populares sigue lanzando graves acusaciones sin presentar prueba alguna ni dar nombres

Comentarios 1

Una vez más, siguiendo la estela de todas las intervenciones de miembros del PP durante este verano, su secretaria general, María Dolores de Cospedal, volvió a insistir ayer, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité de Dirección, en las supuestas escuchas ilegales a dirigentes de su partido y reclamó al Gobierno que las investigue.

La número dos del PP, que no aportó pruebas nuevas, se remitió a conversaciones telefónicas publicadas en la prensa, en alusión a las transcripciones que el diario El País publicó de grabaciones telefónicas a personas relacionadas con el caso Gürtel.

El PP ya denunció el pasado 24 de julio -ante un juzgado de instrucción de Madrid, a través del l portavoz popular en materia de Justicia, Federico Trillo- las filtraciones del sumario secreto a la prensa. Sin embargo, De Cospedal mantuvo ayer que las escuchas a las que se refiere son a otros miembros del PP que nada tienen que ver con la trama de corrupción Gürtel.

En este sentido, y al ser preguntada de forma insistente en la rueda de prensa si denunciaría las nuevas escuchas, De Cospedal mostró su confianza en que el juez que investiga las filtraciones del caso Gürtel extienda su investigación al resto de supuestas escuchas sobre las que todavía no ha presentado nombres ni datos.

Con respecto a las acusaciones del PSOE al PP en referencia a su presión a la Justicia, De Cospedal afirmó que las "únicas" presiones que se han hecho de manera ostensible a la Justicia son las de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, tanto a la presidenta del Tribunal Constitucional como al fiscal general, en alusión al anuncio que hizo la vicepresidenta desde Costa Rica al anunciar que la Fiscalía iba a recurrir ante el Supremo el archivo de la ramificación de Gürtel en Valencia.

Cospedal, que no soltó prenda sobre el cómo, el dónde, el quién o el cuándo del supuesto espionaje al que están sometidos miembros de su partido, aseguró que éste llegará al fondo de esta cuestión tanto en el Parlamento -ha solicitado la comparecencia de Rubalcaba, De la Vega y del fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido- como por la vía judicial como ante las instituciones europeas competentes.

El vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves,salió al paso de las quejas de Codpedal y emplazó al PP a desvelar "hoy mismo" los "nombres y apellidos" de los dirigentes del partido que han sido espiados. "Que lo digan, porque si lo dicen, y hoy tienen una buena oportunidad, creo que van a quedar como los grandes mentirosos de la política española", aclaró el ex presidente de la Junta de Andalucía en una entrevista en RNE.

Por su parte, el diputado y secretario de Política Municipal del PSOE, Antonio Hernando, aseguró que "las supuestas escuchas ilegales a los dirigentes del PP son la gran mentira del verano", al tiempo que denunció que "Mariano Rajoy ha avalado hoy, en el Comité de Dirección del PP, la estrategia de la mentira respecto a las escuchas ilegales a dirigentes del PP". Hernando consideró que "sin pruebas, sin nombres y sin datos, el PP ha oficializado la campaña de difamación y desprestigio de las instituciones del Estado, como estrategia para desviar la atención sobre el fondo de la cuestión, que no es otro que la corrupción que afecta al PP de Baleares, Valencia o Madrid. A estas alturas -insistió Hernando- de su carrera, Rajoy ya debería haber aprendido que en política las mentiras tienen una vida muy corta y que mintiendo no se llega muy lejos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios