España

Reprimenda de los jueces del 'procés' a los abogados y los testigos de Cuixart

  • Los magistrados del Supremo consideran "intolerable" la actitud de varios declarantes por hacer valoraciones personales continuas

Los magistrados del Supremo que juzgan el 'procés' (con Manuel Marchena a la izquierda) escuchan a una testigo. Los magistrados del Supremo que juzgan el 'procés' (con Manuel Marchena a la izquierda) escuchan a una testigo.

Los magistrados del Supremo que juzgan el 'procés' (con Manuel Marchena a la izquierda) escuchan a una testigo. / M. G.

El tribunal que juzga el procés expresó este martes su malestar por la "intolerable" actitud de testigos y abogados en la sesión de la vista, en la que el presidente de la Sala del Supremo, el magistrado Manuel Marchena, tuvo que llamar la atención tanto a los letrados de la defensa como a los citados a declarar.

Según indicaron fuentes del tribunal, los miembros del mismo manifestaron su "profundo malestar" con la estrategia de defensa y "el comportamiento" de testigos y abogados. Además, tacharon de intolerable lo que consideran una "provocación al tribunal", a la vez que entendieron que el comportamiento de algunos abogados "raya con el código deontológico de la abogacía".

Marchena tuvo que abroncar a dos testigos de la defensa de Jordi Cuixart por introducir valoraciones personales constantes en sus respuestas que "no importan ni interesan a la Sala", por tratar de debatir respecto al uso del catalán y por traer guiones para responder. El primer incidente se produjo con la filósofa y profesora Marina Garcés, que, cuando Marchena le ha preguntado -como hace con todos y cada uno de los testigos como establece la ley- si tiene alguna relación con los acusados, ha dicho: "Con Jordi Cuixart tenemos un café pendiente pero está siendo un poco difícil".

Marchena recriminó a un testigo hablar en catalán: "Se levanta y asuma las consecuencias penales"

Marchena se lo recriminó. Poco después, el letrado Benet Salellas, a quien el presidente del tribunal lo reprendió duramente en varias ocasiones, pidió a la testigo que explicara lo que hizo el 1-O y la declarante comenzó su respuesta diciendo que "la noche anterior la pasé con unas décimas...". De nuevo, Marchena tuvo que cortarla, como después hizo varias veces, lo que originó las protestas del abogado Salellas, que denunció la "indefensión y la vulneración de derechos fundamentales que se está produciendo".

Con otro testigo, el abogado Lluís Matamala, sigueron las reprimendas de Marchena cuando el primero preguntó si se podía hablar y contestar en catalán. "A ver, le supongo conocedor del articulo 231 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, me remito a sus conocimientos jurídicos sobre ese artículo. Usted no puede propugnar una visión alternativa, usted es un tercero y va a contestar en castellano", le explicó Marchena.

Y le advirtió: "Si no quiere contestar en castellano, usted se levanta, asume las consecuencias legales de su protesta y hemos terminado". El testigo intentó debatir con el presidente del tribunal, pero no tuvo éxito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios