Pasarela

'Los Cordobeses', hermanos y amigos recién encontrados

  • Manuel Díaz y Julio Benítez acudieron juntos al programa de Bertín Osborne y mostraron su buena sintonía y cercanía

Los hermanos, con Bertín, en un momento del programa. Los hermanos, con Bertín, en un momento del programa.

Los hermanos, con Bertín, en un momento del programa. / mediaset

Manuel Díaz y Julio Benítez, los dos hijos de El Cordobés, se han conocido hace apenas unos meses, pero ya comparten risas, complicidad e incluso sofá junto a Bertín Osborne. Ambos protagonizaron la última entrega de Mi casa es la tuya, en Telecinco, abriendo sus corazones y revelando cuánto han cambiado sus vidas desde que mantienen contacto.

Osborne ha sido capaz de hacer lo que, hasta ahora, nadie había logrado y era reunir a Los Cordobeses -como se les denomina ya familiarmente- para hablar juntos y abiertamente de su relación. La cadena de Mediaset propició el primer encuentro público entre el hijo ilegítimo y el legítimo del diestro Manuel Benítez en casa de una de sus primas en Palma del Río, el lugar donde nació su padre. Manuel y Julio solamente habían comparecido juntos ante los medios antes en la rueda de prensa de presentación de las tres corridas que torearon juntos la pasada primavera.

El resultado televisivo fue una jornada relajada, entrañable y en la que se pudo apreciar el cariño y amor que ha surgido entre estos dos hombres, de vidas diferentes y mismo padre biológico, que la vida separó pero que gracias a la tenacidad de Manuel por demostrar que es hijo de su padre, ha logrado unir. Eran dos extraños que han terminado por romper barreras y ahora, son dos hermanos que comparten profesión (tres corridas llevan ya juntos) y un amor verdadero: los toros.

Manuel, de 49 años, y Julio, de 32, reconocieron compartir un sueño: el de torear los tres juntos, con el padre de ambos, alguna vez. "Seguro que pasará al final. Yo estoy convencido. Me gustaría", comentó Julio al respecto, tras reconocer que el tema de la paternidad Manuel era "delicado" de abordar en su casa, sobre todo por su madre.

Fue Chema, el hermano por parte de madre que tiene Manuel, el que propició el encuentro entre Manuel y Julio, el más pequeño de los cinco hijos que El Cordobés padre tuvo con su mujer, la francesa Martina Freysse, de la que se separó el pasado verano después de 50 años de matrimonio coincidiendo con que sólo unos meses antes el maestro había reconocido por primera vez en un medio de comunicación la paternidad de su primer vástago, fruto de una relación extramatrimonial con María Dolores Díaz. "Llevan la sangre fuerte de su padre, que es un califa fuerte", dijo en la Cadena Ser en una entrevista refiriéndose a Manuel y Julio, tras anunciarse que estarían juntos en una plaza.

Anteayer Manuel Díaz confesó a Bertín que se hizo torero por "venganza, para vengar a mi madre". Julio, por su parte, señaló que se quedó impactado tras conocer a Manuel por el gran parecido que tiene con su padre: "Tiene las manos como él, y los andares", dijo. Dos hermanos separados por la vida, unidos por la fuerza de voluntad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios