Medio ambiente

Greta Thunberg ya no es una niña, hoy cumple 18 años

  • La activista sueca estrena hoy su mayoría de edad y la pandemia ha relegado parte de su protagonismo

Greta Thunberg en una cumbre climática Greta Thunberg en una cumbre climática

Greta Thunberg en una cumbre climática / EFE

Es la niña más famosa del mundo, pero no por el mundo artístico sino por su compromiso medioambiental. Pero ya no es una niña, sino una joven mayor de edad. La estudiante sueca Greta Thunberg comenzó a ser conocido tras su movilización en el verano de 2018. Inició entonces una protesta para reclamar acciones contra el cambio climático.

Dos años después, tras la sorpresa por su actitud madura y sus gestos excesivos, Thunberg manteniendo su rol de referente de un movimiento global que ha inspirado a millones de jóvenes. Con un discurso que apela a la ciencia sin rehuir el componente emocional, la adolescente de gesto grave, a veces enfadada, se ha convertido en uno de los mayores fenómenos mundiales, apoyada por una legión de admiradores y adorada por muchos medios.

Personaje del año para la revista Time y nominada ya dos veces al Nobel de la Paz, Thunberg se ha entrevistado con el Papa y los principales líderes mundiales y ha dado discursos ante la ONU y en las principales cumbres climáticas.

Su presencia continua mediática también le ha granjeado antipatías e incluso enemistades, protagonizando desencuentros públicos con figuras políticas como el ex presidente de Estados Unidos Donald Trump.

Aunque la pandemia de coronavirus la ha colocado en su segundo plano, Thunberg, con 4,4 millones de seguidores en Twitter y más del doble en Instagram, conserva su papel de icono que se ha traducido en la aparición de otras ‘gretas’.

La Greta original protestó por primera vez el 20 de agosto de 2018, tres semanas antes de las elecciones legislativas de su país, sentándose delante del Parlamento sueco para iniciar una huelga diaria hasta que el Gobierno cumpliese con el compromiso de recorte de emisiones del Acuerdo de París contra el cambio climático.

La huelga, que luego pasó a realizarse los viernes, recibió gran atención mediática. La joven fue invitada estrella en la Cumbre del Clima de la ONU en Polonia, el Foro de Davos, Bruselas y el Palacio del Elíseo de París. Por razones de ahorro solo viaja en tren y autobús y nunca en avión y seguirá firme en su misión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios