Pasarela

Julio Iglesias tendrá que responder antes del 27 de julio a una demanda de paternidad

  • El abogado del demandante va a pedir que el artista se someta en España a una prueba de ADN

El cantante Julio Iglesias. El cantante Julio Iglesias.

El cantante Julio Iglesias. / EFE

El cantante Julio Iglesias tendrá que responder antes del próximo 27 de julio a la demanda de paternidad presentada por el valenciano Javier Santos, mientras el abogado sevillano Fernando Osuna, que representa a Santos, va a pedir que se someta en España a una prueba de ADN.

El letrado ha explicado en un comunicado que la demanda fue presentada por un juzgado de paz de Ojén (Málaga) el pasado 29 de junio, "con lo que el 27 de julio se cumplirán los 20 días hábiles que tiene para contestar".

Osuna ha recordado que el caso ya fue juzgado en 1999, y la demanda fue desestimada, sin llegar a presentar Julio Iglesias una prueba de ADN, pero "en casos muy específicos, la justicia nacional y la europea han venido defendiendo el derecho de un hijo a conocer quién es su padre, incluso cuando ya existe una sentencia previa que determinaba la no filiación".

De esta forma, asegura que "se puede permitir la reapertura del caso mediante la existencia de pruebas de ADN, que en el momento de producirse la primera sentencia no existían o no se habían llevado a cabo por negativa del progenitor".

Ha recordado que el 6 de julio de 2017 presentó una prueba de parentesco realizada por un equipo de detectives en Miami (Estados Unidos) a partir de desechos de la familia del cantante en la ciudad estadounidense, una prueba que arroja un parentesco del 99,9 %, el máximo legal, con lo que "no es admisible que científicamente sea hijo de Julio Iglesias y judicialmente no lo sea".

Javier Santos, "géneticamente ya tiene la seguridad de que es hijo del cantante, ahora le falta el respaldo judicial, y no puede perderse de vista que las relaciones paterno-filiales y, en general, todo aquello que afecta al estado civil de las personas han de tratarse con sumo cuidado, pues el interés público protegido es superior al que ampara otras cuestiones".

Defiende, además, que la situación actual difiere de la anterior demanda, hace más de 20 años, "porque en aquel momento no existía una prueba nueva que pudiese volver a ser valorada, dado que Julio Iglesias seguía oponiéndose a realizarse la citada prueba biológica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios