Viaje oficial de los Reyes a Argentina Letizia y Juliana: choque de 'ladies'

  • La Reina y la primera dama argentina compiten en elegancia, estilo y saber estar durante el viaje oficial de los Reyes de España a Buenos Aires.

El duelo estilístico entre la Reina Letizia y la primera dama argentina, Juliana Awada, era uno de los aspectos más esperados del viaje oficial de los reyes de España a Argentina. Las esposas de Felipe VI y Mauricio Macri compartieron cinco actos y en la mayoría de ellos lucieron looks totalmente contrapuestos. Aparte de no sincronizarse en sus atuendos, Letizia y Juliana han mostrado tendencias, moda low cost española, pantalones, estampados, escotes, tiaras y broches. Para muchos medios, la Reina Letizia ha sido la ganadora de este auténtico choque de ladies.

Doña Letizia y Juliana Awada, en 2017, en el Palacio de la Zarzuela. Doña Letizia y Juliana Awada, en 2017, en el Palacio de la Zarzuela.

Doña Letizia y Juliana Awada, en 2017, en el Palacio de la Zarzuela. / Efe

Tras la tan comentada visita a España en 2017 en la que ambas ya compitieron por copar las portadas de moda, el reencuentro se produjo esta vez en Buenos Aires, en la Casa Rosada. Doña Letizia eligió un vestido beige de Pedro del Hierro, con cuerpo ajustado sin mangas, cuello redondo y falda de vuelo, que combinó con salones y una cartera de piel en color teja, ambos de Magrit. Como joyas, los pendientes largos acabados con una perla que pertenecieron a la Reina Emérita Sofía, y que llevó la infanta Elena el día de su boda con Jaime de Marichalar. Por su parte, Juliana Awada apostó por un vestido azul marino con aplicaciones metálicas, manga francesa y escote en uve.

El presidente de Argentina y su mujer celebraron una cena de gala en honor a los Reyes de España. Para esta ocasión, Doña Letizia optó por un vestido joya midi sin mangas de color verde azulado, escote en pico y con aplicaciones doradas y perlas en forma de flor, firmado por Carolina Herrera. Completó su look con sandalias doradas de Jimmy Choo y clutch a juego, de Carolina Herrera. Mientras que la primera dama argentina lució un total look rojo carmesí, con vestido de cuello a la caja, largo al tobillo y manga francesa.

Letizia y Juliana coincidieron en el siguiente acto. No en estilo, sino en la marca que firmaba sus estilismos: la española Zara. Ambas mantuvieron un encuentro con representantes de la Alianza Iberoamericana de Enfermedades Raras y, mientras la mujer de Felipe VI estrenó un conjunto naranja compuesto por blusón de largo asimétrico y pantalón, la mujer del presidente argentino lució una blusa de manga kimono y falda midi de línea A, ambas de estampados geométricos y en tonos tierra. Destacó por parte de Doña Letizia el broche con el que rompía el monocolor de su conjunto, una pieza en forma de abeja que le regaló la primera dama de República Dominicana en mayo del año pasado. El broche en cuestión es de ámbar y está considerado un amuleto para repeler las malas energías y el mal de ojo.

Zara de día, Torretta de noche; la Reina apostó fuerte por la moda española.

Los Reyes tampoco quisieron marcharse de Argentina sin agasajar a sus anfitriones, por eso celebraron una cena en su honor, donde Letizia estrenó un precioso vestido rojo con escote palabra de honor y silueta recta de Roberto Torretta, que combinó con salones de vinilo de Manolo Blahnik y un clutch trenzado negro de Bottega Veneta. Un homenaje de la Reina con guiño incluido, pues Roberto Torretta es un reconocido diseñador afincado en España que nació en Buenos Aires. Juliana, por su parte, se decantó por un vestido metalizado y acabado en flecos estilo años 20, de manga larga y ajustado en la cintura.

El único momento en el pareció que ambas se pusieron de acuerdo fue en el acto en el que de despidieron. Doña Letizia rescató de su armario un vestido midi blanco con estampado de cuadrados negros de Massimo Dutti, que estrenó en el verano de 2018. Completó su look con stilettos negros de Magrit a juego con el cinturón y la cartera de mano de Loewe. Juliana remató el viaje de los Reyes españoles apostando por un vestido largo en color azul marino con un estampado con las frases Je t’aime y Love junto a salones y cartera de mano de color rojo que subían el tono del conjunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios