Coste de la boda del año en Sevilla

Sólo el banquete de boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio en 'La Alegría' alcanzaría los 300.000 euros

  • Los cerca de 500 invitados vivieron un evento único que incluyó música, buena comida y sobre todo diversión.

  • La mayor parte del coste ha sido sufragado por Amazon como contrapartida al documental que está grabando sobre el futbolista sevillano

Pilar y Sergio, tras darse el 'sí quiero' en la Catedral de Sevilla. Pilar y Sergio, tras darse el 'sí quiero' en la Catedral de Sevilla.

Pilar y Sergio, tras darse el 'sí quiero' en la Catedral de Sevilla. / Antonio Pizarro

Después de jurarse amor para toda la vida el sábado, Sergio Ramos, Pilar Rubio y sus cerca de 500 invitados vivieron un fiestón en el que no faltó la música, la buena comida y, principalmente, la diversión. Se calcula que la noche les costó al futbolista y a la presentadora la friolera de 300.000 euros, si se calcula los 350 por cubierto (lógico si el chef era el triestrellado Dani García) y el resto de sorpresas a lo largo de la fiesta.

A lo largo de las 44 hectáreas que ocupa la finca La Alegría SR 4, en Bollullos de la Mitación (a tan sólo unos minutos de Sevilla capital), crearon un auténtico parque de atracciones sólo para adultos que incluía un poblado indio, una enorme noria e incluso coches de choque. Organizada por La puta suegra, nombre peculiar de una empresa catalana especialista en eventos internacionales, no faltó detalle a un evento que muchos de los invitados han calificado ya como único.

Panorámica de la finca La Alegría SR 4, con la noria gigante. Panorámica de la finca La Alegría SR 4, con la noria gigante.

Panorámica de la finca La Alegría SR 4, con la noria gigante. / Getty

Nada más llegar a la finca, los invitados pasaban por un espacio denominado boxes para dejar sus teléfonos móviles. Con esta medida, los novios pretendían salvaguardar su intimidad y la de todos los asistentes. Fue muy polémica en su día, pero no se trataba de una prohibición sino de una recomendación y la mayoría de los invitados accedieron.

Poblado indio donde se sirvió el cóctel. Poblado indio donde se sirvió el cóctel.

Poblado indio donde se sirvió el cóctel.

El cóctel se celebró en las cabañas de estilo indio. Decoradas en su interior con alpacas de heno, dentro había diversas paradas con sushi y productos típicos andaluces, como jamón ibérico y queso. También se sirvieron otros aperitivos más elaborados, como una espuma de patata con caviar que venía en una lata. Para sabe dónde se sentaba cada uno había pantallas informativas.

Tras el cóctel, que duró más de dos horas, se sirvió la cena elaborada por el chef marbellí Dani García, que comenzó a las diez de la noche. El escenario fue otro, al aire libre, en el que la luz cobró protagonismo especial pues era de neón, como en las discotecas. Además, con cada plato que se servía cambiaba la luz ambiente, y una orquesta compuesta por más de 50 músicos, interpretaba entretanto bandas sonoras de películas. Ahí es cuando hicieron entrada los flamantes recién casados montados en un unicornio gigante, emblema del evento.

Tras la cena, que duró dos horas y media, los invitados se dirigieron, en carrito o a pie, hasta otro lugar de la finca en la que Sergio y Pilar instalaron una reproducción de una calle del Miami de los años 50. Estaba llena de figurantes que iban vestidos como los personajes de Grease. Cuando parecía que las sorpresas habían llegado a su fin, los novios aparecieron sobre un dragón alado volando y comenzó a sonar The Final Countdown, tema de Europe. Con el mini recital del grupo sueco la fiesta se desbordó.

Fotomontaje de la pareja a la entrada de la finca, con la decoración de unicornios. Fotomontaje de la pareja a la entrada de la finca, con la decoración de unicornios.

Fotomontaje de la pareja a la entrada de la finca, con la decoración de unicornios.

En cuanto al cambio de estilismos, desde luego que hubo y por parte de ambos. Para el concierto de Europe, por ejemplo, Pilar llevó un espectacular mono rojo de pedrería con capa de gasa a juego y el pelo suelto. El futbolista vestía un esmoquin de chaqueta de terciopelo gris oscuro, camisa blanca y pantalón negro.

Con la recena llegó el turno del flamenco. El grupo Ketama interpretó el tema Me encanta, Niña Pastori también cantó y se puso el vídeo de Alejandro Sanz. Por último actuaron los Djs y los invitados disfrutaron de las atracciones hasta bien entrada la mañana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios