Raphael

"También hay que saber perder. Es algo que enseña"

  • El cantante, que ofrecerá un concierto en el Auditorio del Palacio de Congresos de Sevilla el próximo jueves, se sincera en una cercana entrevista.

Comentarios 4

Es imparable. Cuando no está ensayando, está haciendo promoción. Si no viaja, atiende a sus admiradores al terminar un concierto o envía mensajes a través de su twitter personal, @RAPHAELartista, que él mismo gestiona. Raphael es un hombre lleno de vitalidad que, tal y como está proyectando, también sabe descansar. Antes de eso debe terminar su actual gira, Lo mejor de mi vida (basada en el disco que le ha vuelto a unir a su gran compositor, Manuel Alejandro), la cual recalará en Sevilla el próximo jueves en el recién estrenado Auditorio del Palacio de Congresos y Exposiciones. Después, muchos puntos de nuestro país -e incluso internacionales, como Rusia-, e innuberables ideas más que el cantante va lanzando poco a poco y de los que, esta entrevista, es un pequeño adelanto.

-¿Qué es, aludiendo al título de su gira, lo mejor de su vida?

-Varias cosas. Mi transplante, mi familia y el público para empezar. En estos conciertos selecciono aquello que pienso que es lo mejor de mi trayectoria pero seguramente que, quien los vea, pueda pensar que falta o sobra algo.

-¿Sigue teniendo en los espectáculos su repertorio abierto a lo que, en el momento, le apetezca cantar?

-Eso siempre. Es un leit motiv mío. Sé cuándo empiezo pero no cuándo termino. Mido los aplausos, los silencios... Necesito diez minutos para saber por dónde tiro. Luego me va conduciendo la gente y ésta es diferente en cada ciudad y en cada instante y la verdad es que es algo que se me da muy bien. Cada noche es un estreno y eso es muy interesante. Como una partida de ajedrez.

-¿En la que suele ganar Raphael?

-A veces no. También hay que saber perder. Es algo que enseña.

-¿Hay algo en usted más allá de lo laboral?

-Claro que sí. Sé hacer bastantes más cosas que cantar. Después de Nochevieja me tomaré un descanso de un mes. Me encanta estar con la familia, ir al teatro... En una palabra, renovarme.

-¿Se lleva bien con las redes sociales?

-Más o menos. Me interesa. En realidad, todo, en su justa medida, me interesa. Hay que dar pinceladas y yo, lo que hay, lo uso.

-En realidad, ha sido bastante adelantado a su tiempo, ¿no?

-Verás, está feo que lo diga pero sí. Cuando empecé los intérpretes cantaban para bailar. Rompí todo eso y empecé a dar recitales como solista. Recuerdo el cachondeo de mi casa de discos al respecto...

-¿Sufre la crisis?

-Como todos. Hay que trabajar, estar pendiente de lo tuyo más que nunca y arrimar el hombro.

-Estos días tiene previsto actuar en Sevilla...

-Me hace mucha ilusión. Es una plaza donde se sabe escuchar muy bien. Cuándo sí, cuándo no... Es una audiencia entendida.

-¿Se considera un folclórico?

-Me gusta mucho. El folclore bueno, por supuesto. Igual que en los boleros o el rock en todos los géneros hay bueno y malo.

-¿Dónde se ubicaría Raphael a sí mismo en cuanto a estilo?

-En el de Raphael. No me pongo etiquetas. En todo caso, el público y la crítica son los que tienen que opinar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios