Agresión sexual

La 'Manada francesa', acusada de violar a dos menores en la Alameda, se libra de la cárcel al ser expulsados de España

  • Dos de los tres acusados han sido condenados a cuatro años por el delito de agresión sexual y el tercero, a tres años por un delito de abuso

  • Las penas han sido conmutadas por la expulsión y la prohibición de volver a España durante 10 años

Captura de vídeo de los detenidos de la Manada francesa.

Captura de vídeo de los detenidos de la Manada francesa. / DGP

Arthur, Lucas y Sacha son conocidos como la Manada francesa y han sido juzgados en la Audiencia Provincial de Sevilla por violar a dos menores en un piso turístico de la Alameda en agosto de 2020. Tras un acuerdo entre las partes, Arthur y Lucas han sido condenados a cuatro años por un delito de agresión sexual y Sacha, a tres años de prisión por un delito de abuso. Sin embargo, no irán a a la cárcel al haber sido conmutada la pena por la expulsión del país y la prohibición de volver a España en los próximos diez años. 

Para alcanzar esta conformidad entre las partes, la Fiscalía aprecia como atenuantes en los tres acusados la reparación del daño y el reconocimiento de los hechos. Una vez finalizada la vista, los tres acusados - que llevan en prisión desde finales de agosto- han salido de la sala sonriendo y con gestos de satisfacción por la condena. 

Durante la instrucción, la juez concluyó que los tres ciudadanos franceses, que entonces tenían entre 20 y 25 años, drogaron a las dos menores, de 15 y 16 años en el momento de los hechos, para agredirlas sexualmente. En el auto de instrucción, se indicaba que la tarde del 29 de agosto del año pasado, sobre las 18:00, los tres ciudadanos franceses procesados, Lucas, Arthur y Sacha, contactaron en un bar de la Alameda con las dos menores, por entonces de 15 y 16 años, a las que invitaron al piso turístico que habían alquilado en la Alameda de Hércules. Según la juez, para "someter la voluntad de las menores y facilitar el mantenimiento de las relaciones sexuales con ellas, procedieron a suministrarles, en un momento que no ha sido acreditado con exactitud y en alguna de las bebidas que éstas ingirieron" el fármaco hipnótico Zolpidem.

Entre las 20:30 y las 22:00 de ese día, los tres condenados violaron a las dos menores, "aprovechando la situación de afectación de la voluntad debido a la ingesta de dicha sustancia". Aunque los encausados siempre mantuvieron en sus declaraciones judiciales que las relaciones sexuales fueron consentidas, finalmente reconocieron los hechos por los que se les acusaba.

Durante las violaciones, uno de los investigados grabó con el teléfono móvil a uno de sus amigos mientras mantenía las relaciones con la chica y envió la grabación a los otros mediante una aplicación. Aunque la Policía detuvo en principio a un cuarto joven francés, la juez de instrucción lo dejó en libertad al considerar que no participó en la violación a las dos menores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios