COLEGIOS PROFESIONALES

Declara como investigado el ex decano de los arquitectos Díaz del Río

  • Acusado de irregularidades para controlar la Fundación Fidas

  • Las candidaturas rivales han intercambiado denuncias desde 2017

Angel Díaz del Río y sus rivales en las últimas elecciones Angel Díaz del Río y sus rivales en las últimas elecciones

Angel Díaz del Río y sus rivales en las últimas elecciones

Comentarios 1

Ángel Díaz del Río, ex decano del Colegio de Arquitectos de Sevilla, declarará como investigado el próximo día 18, junto a otros seis directivos en relación con la querella presentada por la actual responsable colegial, Cristina Murillo, por supuestas irregularidades en la Fundación Fidas.

La directiva de Díaz del Río fue denunciada por intentar mantener el control de la Fundación para la Investigación y Difusión de la Arquitectura (Fidas) ante la previsible pérdida de mayoría en su patronato como resultado de las elecciones al decanato.

Cristina Murillo ganó las elecciones a decano de los arquitectos el 29 de mayo de 2017, poniendo fin a un mandato de 16 años de Díaz del Río (lo era desde 2001). Desde entonces el cruce de acusaciones ha sido mutuo entre las dos candidaturas.

Según la denuncia de Murillo, ante el “inesperado resultado electoral”, el patronato de la Fundación Fidas fue convocado por Díaz del Río, pese a estar ya en funciones, para el 12 de junio con el único objetivo de renovar el mandato de un patrono “y asegurarse una mayoría de futuro que bloquearía cualquier iniciativa de los nuevos patronos electos».

Afirma que el 14 de junio expiraba el mandato del patrono Víctor Moreno, mientras que el 11 de marzo de 2018 terminaría el de Bernardo Gómez-Stern, Pedro Moscoso y Jesús Castañer. “Ante el riesgo de que se llegara a conformar una nueva mayoría ajena a la malla de complicidad de sus afines”, Díaz del Río convocó el patronato para renovar a Moscoso por tres años como patrono electivo, “pese a que todavía faltaban nueve meses para que expirara su mandato”, según la denuncia.

Poco después, el propio Moscoso y otros patronos denunciaron a su vez a Murillo y a los otros dos miembros que se incorporaron al patronato de Fidas porque lo hicieron ante notario y no en la Junta del Patronato.

A raíz de la entrada de la nueva Junta Directiva, la decana, secretario y tesorero del Colegio "fueron llamados a ser patronos por razón de ocupar cargos en el Colegio, pero no aceptaron ni tomaron posesión del cargo en la fecha prevista ni en la Junta del Patronato del día 21 de junio, sino que optaron por tomar posesión ante notario, lo cual se produce, sin que de ello tuvieran conocimiento los demás miembros del patronato, el 23 de junio de 2017”, afirmaron en su querella. 

Los 2.200 arquitectos sevillanos votaron en mayo de 2017 en medio de la polémica: unos días antes de acudir a las urnas, los cuatro ex decanos anteriores a Díaz del Río enviaron una carta a sus compañeros quejándose del intento del entonces decano por perpetuarse en el cargo. Además, dos de las tres candidaturas fueron impugnadas, aunque el Consejo Andaluz de Colegios de Arquitectos rechazó ambas recusaciones.

El 19 de diciembre de 2017, la Junta de Gobierno del Colegio de Arquitectos de Sevilla (COAS) suspendió la Asamblea General Ordinaria prevista para ese mismo día para aprobar los Presupuestos al recibir una notificación del Consejo Andaluz sobre la presentación de un recurso por parte de Díaz del Río por no haber incluido una propuesta suya en el orden del día.

De acuerdo con el señalamiento fijado por el juzgado de Instrucción 17 de Sevilla, las declaraciones del próximo 18  empezarán por Ana María Yanguas, seguida de Marcelino Sánchez, Ángel Díaz del Río y Enrique Soler, este último ex gerente de la Fundación.

El día 19 declararán, también como investigados, Bernardo Gómez-Stern, Pedro Moscoso y Víctor Moreno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios