Imágenes para la historia

El estreno de la Magistratura del Trabajo en Sevilla: “Un delito laboral es un delito contra la patria”

  • Girón de Velasco inauguró en 1951 la sede de la Plaza de América

  • La Magistratura del Trabajo de Sevilla ha pasado por seis sedes

Girón de Velasco (centro) con otras autoridades, entre ellos el capitán militar Ricardo Rada

Girón de Velasco (centro) con otras autoridades, entre ellos el capitán militar Ricardo Rada / Fototeca Municipal. Fondo Gelán

El 7 de noviembre de 1951 el entonces ministro de Trabajo, José Antonio Girón de Velasco, inauguró en Sevilla el nuevo local de la Magistratura del Trabajo en uno de los pabellones de la Plaza de América.

El acto consistió en una misa en la galería principal del edificio, donde se había instalado un altar con un gran crucifijo. Asistieron el cardenal arzobispo, Pedro Segura, el gobernador civil y jefe provincial del Movimiento y el capitán general de la Segunda Región Militar, Ricardo Rada.

El cardenal Segura, según las crónicas de la época, pronunció una alocución glosando unas palabras del profeta David sobre la justicia y Girón de Velasco agradeció al Ayuntamiento de Sevilla las facilidades para hacer posible la nueva sede. Unos días después, un  pleno municipal acordó subvencionar con 15.000 pesetas los gastos de instalación del nuevo tribunal.

Girón de Velasco afirmó en su discurso que “se instala la justicia laboral con el decoro que merece” y pidió a los magistrados que “sean justos en sus juicios y que la vara de la justicia por ningún concepto se rompa”.

El delito laboral, afirmó el ministro, “además de ser un delito contra la libertad del hombre puede serlo  también contra la patria”. El acto terminó con los gritos de “Viva Franco” y “Arriba España”.

En esta casa de la calle San Isidoro 14 estuvo la primera Magistratura del Trabajo de Sevilla En esta casa de la calle San Isidoro 14 estuvo la primera Magistratura del Trabajo de Sevilla

En esta casa de la calle San Isidoro 14 estuvo la primera Magistratura del Trabajo de Sevilla

La Magistratura del Trabajo de Sevilla fue la primera que se creó en España en 1938, en plena Guerra Civil, y estaba en la calle san Isidoro. Allí llegó a tener dos magistrados hasta que en 1951 se mudó a la Plaza de América. Luego pasó a la  Plaza de España, cuyas escaleras aún recuerdan algunos sevillanos cuyos padres trabajaron en aquel tribunal.

En los años 70 se trasladó a la calle Niebla en Los Remedios, donde la Magistratura del Trabajo pasó de seis juzgados a diez. El último de ellos, el número 10, no cabía en el edificio que ahora ocupa la Tesorería de la Seguridad Social y estuvo en unas oficinas de la calle Virgen del Monte.

En 1989 pasaron a denominarse Juzgados de lo Social y en el año 2000 se mudaron al Edificio Viapol. Allí nació el juzgado de lo Social 11 y no será hasta este próximo 1 de marzo cuando entre en funcionamiento el juzgado número 12 de esta jurisdicción en su actual sede del Edificio Noga.

Girón de Velasco tuvo una intensa relación con Sevilla. En abril de 1950, siendo ministro de Trabajo, anunció en una conferencia en el Ateneo de Sevilla la creación de las Universidades Laborales, un proyecto que se puso en marcha en Sevilla en los terrenos y edificios que ahora conforman la Universidad Pablo de Olavide. Luego le siguieron las Universidades Laborales de Gijón y Córdoba.

Entonces Girón de Velasco anunció que esas universidades darían formación a mil alumnos con aulas, talleres, dormitorios, campos deportivos “y todo lo necesario para la completa formación de los hijos de los trabajadores”.

Definió así las Universidades Laborales: “castillos de la Reconquista nueva donde vosotros, y sobre todo vuestros hijos, se capaciten no solo para ser buenos obreros” sino también “hombres de arriba abajo, capacitados para todas las contiendas de la inteligencia, entrenados para la batalla del espíritu, de la política, del arte, del mando y del poder. Vamos a hacer hombres distintos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios