Sentencias

El ultra del Betis que agredió un hombre en Bilbao, condenado a 8 meses

  • La fiscalía solicitó en principio 18 meses, que han quedado rebajados tras alcanzar las partes un acuerdo

El agresor a su salida de los juzgados en mayo del año pasado. El agresor a su salida de los juzgados en mayo del año pasado.

El agresor a su salida de los juzgados en mayo del año pasado. / José Ángel García

Comentarios 7

El ultra del Betis, Manuel Hernández Perejón, de 30 años, que agredió el 27 de abril de 2017 a un hombre en una terraza de la Plaza Nueva de Bilbao horas, antes de celebrarse el partido de liga entre el equipo sevillano y el Athletic Club ha aceptado la condena de ocho meses de cárcel por un delito contra la integridad moral tras alcanzarse un acuerdo entre las partes. Además, el otro acusado, que difundió la grabación en redes sociales, será condenado a seis meses de prisión.

Según informa Europa Press, tras llegar a un acuerdo entre las partes, se ha celebrado una vista de conformidad. El principal acusado no se ha desplazado al Palacio de Justicia de Bilbao y, en principio, iba a declarar por videoconferencia. Éste, que se enfrentaba a una petición fiscal de 18 meses de prisión por un delito de odio, ha aceptado que se le condene a ocho meses por un delito contra la integridad moral.

Los hechos ocurrieron el 27 de abril de 2017, antes de celebrarse el partido entre el Athletic y el Betis, cuando el acusado se acercó a un hombre que estaba sentado en una terraza en la Plaza Nueva, le increpó al grito de 'Viva España' y le preguntó si era "proetarra". Acto seguido, le tiró una cerveza en la cabeza y le pegó un tortazo. 

El agredido logró escapar de otro golpe que le lanzó el agresor y de una fuerte patada, que impactó en el perro que acompañaba el agredido. El ciudadano agredido no presentó denuncia, pero la Fiscalía actuó de oficio y pidió cárcel para el agresor por un delito de odio. 

Manuel H.P. cuenta con un largo historial delictivo, y es conocido en el mundillo ultra, según informa Europa Press. El vídeo grabado por un acompañante del agresor se hizo viral.

Tras la vista oral en la que las partes han dado lectura ante la jueza el acuerdo alcanzado, el abogado defensor del principal acusado, Ricardo Corzo, ha explicado ante los medios que "no hubo razones ideológicas" que pudieran haber justificado una condena por delito de odio, sino que "los hechos son constitutivos de un delito contra la integridad moral", penado de seis a quince meses.

Asimismo, ha indicado que se ha acordado el atenuante de la pena solicitado para su cliente "porque en el momento de los hechos no era consciente de lo que hacía". Según ha asegurado, su patrocinado no recuerda lo que ocurrió aquel día debido a los problemas psiquiátricos que sufre y por haber consumido alcohol y sustancias estupefacientes, circunstancias éstas que ha acreditado mediante informes periciales en el procedimiento.

Según informa EFE, el abogado ha insistido en que Manuel H.P. "no tenía ideología nazi o neonazi como se ha asegurado" y que sus antecedentes penales no son computables en este caso.

El letrado ha pedido "disculpas al hombre que fue agredido" y ha constatado que la víctima fue indemnizada "plenamente" con más de 3.000 euros.

El segundo de los acusados, otro hincha del Betis que grabó el ataque y lo subió a redes sociales, ha aceptado seis meses de condena.

Los acusados se han comprometido además a destruir los soportes informáticos con el vídeo del ataque y se ha aceptado para ellos dos una orden de alejamiento del País Vasco durante dos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios