Virales

Un gato llora cuando está solo ante las cámaras de seguridad y las imágenes no pueden ser más tiernas

  • Fu Fu ha recibido más de ocho millones de "likes" por las imágenes que mostramos en el vídeo

Un gato llora cuando está solo ante las cámaras de seguridad y las imágenes no pueden ser más tiernas Un gato llora cuando está solo ante las cámaras de seguridad y las imágenes no pueden ser más tiernas

Un gato llora cuando está solo ante las cámaras de seguridad y las imágenes no pueden ser más tiernas

¿Quien no ha sentido alguna vez curiosidad por saber qué hace su mascota cuando no estamos en casa? Esta pregunta es muy común entre los amantes de los animales que comparten su día a día con uno de ellos. Por suerte, desde hace años la tecnología nos ha permitido espiar a nuestras mascotas con cámaras de seguridad. Algunas de ellas hasta ofrecen la posibilidad de lanzar comida cuando le emitamos la orden o incluso hablarles para tranquilizarles aun estando en la distancia. 

Precisamente esto fue lo que hizo Meng, la dueña de Fu Fu, al salir de viaje para celebrar el año nuevo lunar en China. Este gato se ha vuelto viral gracias a las enternecedoras imágenes que fueron grabadas por las cámaras de seguridad. 

Fu fu es un gato británico de apenas dos años de edad que se tuvo que quedar solo en casa durante unos días pero su dueña estaba pendiente de él a través de las cámaras. Esta ciudadana china decidió instalar estas cámaras para ver qué hacía su mascota cuando ella no estaba y hablarle de vez en cuando para que no se sintiera solo. La sorpresa fue que al oír la voz de Meng a través del monitor, el gato comenzó a llorar. 

El vídeo, obtenido por las cámaras de seguridad y compartido en Douyin (el TikTok chino), muestra al felino con los ojos llorosos cuando su dueña le pregunta si la echa de menos. También se aprecia cómo Fu Fu toca la pantalla con sus patas para poder estar junto a su dueña. 

La dueña explicó en Daily Mail que no se llevó al gato de vacaciones por miedo a que no se adaptara al nuevo entorno, aclarando también que después de ver a Fu Fu llorando decidió acortar su viaje: "Me sentí faltal después de verlo. Tenía planeado estar con mis padres durante una semana pero volví a Xuzhou (lugar de residencia) mucho antes", expresa Meng.

Al llegar a casa, Meng también grabó el emotivo reencuentro, compartiéndolo también en Douyin. El vídeo ha alcanzado ya más de ocho millones de me gusta. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios