Novedades

Así es el C+Pod, el Smart Fortwo eléctrico de Toyota

  • El C+Pod es el nuevo coche eléctrico de Toyota, un ciudadano biplaza de 2,49 m -20 cm menos que la longitud de un Smart Fortwo- con muchos elementos de su carrocería hechos en plástico y que tendrá una autonomía de 150 km. Podrá ceder energía de su batería en caso de cortes de energía o desastres.

Este es el C+Pod, el Smart Fortwo eléctrico de Toyota Este es el C+Pod, el Smart Fortwo eléctrico de Toyota

Este es el C+Pod, el Smart Fortwo eléctrico de Toyota

Toyota va a sumar a su oferta el C+Pod, un microcoche que, inicialmente, irá destinado a usuarios corporativos, gubernamentales u otro tipo de organizaciones para impulsar la popularización de los vehículos eléctricos con baterías (BEV) en Japón. Es algo parecido a lo que ya viene haciendo con el Toyota i-Road, un coche de sólo 90 cm de ancho que permite acomodarse en su interior a dos personas en tándem y que cuenta con dos motores eléctricos de 2 kW montados en sus dos ruedas delanteras: detrás sólo tiene una.

La idea de Toyota es realizar un lanzamiento del C+Pod a gran escala, que ya incluya a clientes particulares, para 2022. El precio hoy arranca de los 13.000 euros.

El C+Pod, por el momento, no está a la venta para particulares y se reserva para el mercado japonés. El C+Pod, por el momento, no está a la venta para particulares y se reserva para el mercado japonés.

El C+Pod, por el momento, no está a la venta para particulares y se reserva para el mercado japonés.

La gran ventaja del C+Pod es la agilidad en el tráfico ciudadano, en tanto que con 2,49 m de largo y 1,29 de ancho puede girar 180º en sólo 3,9 m. Su velocidad máxima se adapta a este terreno, pues es de 60 km/h.

Tiene una batería de iones de litio de 9,06 kWh bajo el suelo con la que puede recorrer hasta 150 km porque gasta muy poco: 5,4 kWh/100 km.

Estrictamente biplaza, bajo el suelo del maletero se sitúa el pequeño motor eléctrico que lo propulsa. Estrictamente biplaza, bajo el suelo del maletero se sitúa el pequeño motor eléctrico que lo propulsa.

Estrictamente biplaza, bajo el suelo del maletero se sitúa el pequeño motor eléctrico que lo propulsa.

El motor, síncrono de imanes permanentes, se sitúa en la parte trasera y entrega una potencia máxima de hasta 12 CV.

Para la recarga de la batería admite corriente alterna tanto de 100 como de 200 voltios -la recarga, en este último caso, con 3,2 kW de potencia lleva unas cinco horas- y puede ceder energía de su batería, con una potencia de salida de 1,5 kW, en el caso de que se produzcan cortes de energía o desastres naturales. Además, tiene una toma de corriente para accesorios que se sitúa a los pies del pasajero.

Máxima simplicación, pero dotado de los elementos hoy necesarios para una conducción confortable y segura, incluyendo algunas ayudas. Máxima simplicación, pero dotado de los elementos hoy necesarios para una conducción confortable y segura, incluyendo algunas ayudas.

Máxima simplicación, pero dotado de los elementos hoy necesarios para una conducción confortable y segura, incluyendo algunas ayudas.

Su peso de 690 kilos se explica, además de por su tamaño, porque los paneles exteriores de la carrocería son de plástico. También porque su equipamiento está muy simplificado. No obstante, tiene una estructura colapsable y dispone de ayudas a la conducción como un sistema precolisión que advierte a otros vehículos, peatones o ciclistas y un sensor de aparcamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios