SEGURIDAD VIAL

La DGT confirma que no todas las cajas que existen en la carretera tienen un radar dentro

  • La DGT confirma que no todas las cajas que existen en la carretera tienen un radar dentro

Imagen de un radar móvil de la Dirección General de Tráfico. Imagen de un radar móvil de la Dirección General de Tráfico.

Imagen de un radar móvil de la Dirección General de Tráfico.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha revelado en una entrevista con Europa Press que no todas las 'cajas' con señalización de radar contienen dentro uno de estos aparatos. "Con solo el cartel de aviso de radar surte efecto", justifica Navarro, que recuerda que el objetivo de la DGT es que la gente aminore la velocidad cuando avista un cartel, y no poner denuncias.

Si bien apunta que la DGT no tiene previsto lanzar "grandes planes de expansión de radares", sí admite que Tráfico prevé continuar poniéndolos en aquellos tramos o lugares donde puedan ser "útiles", pues recalca la importancia que tienen estos "para la seguridad de los conductores".

Con respecto al margen de error de estos aparatos, motivo de recurso en los tribunales por parte de varios denunciados, Navarro no descarta que los radares que se vayan a colocar en las carreteras tengan un porcentaje distinto: "Si hay que dar más margen, se da más margen y no pasa nada, lo que queremos es evitar discusiones evitables".

En la actualidad, los radares aplican un margen de error de 5 km/h si el exceso de velocidad es menor de 100 km/h, y del 5% cuando es de más de 100 km/h, siempre y cuando el radar sea fijo. Pero si se trata de un radar móvil, los márgenes de error son de 7 km/h en velocidades menores de 100 km/h y del 7% para más de 100 km/h.

Más vigilancia

Por otra parte, la Dirección General de Tráfico (DGT) intensificará la vigilancia y control del uso del cinturón de seguridad y de los Sistemas de Retención Infantil (SRI) hasta el domingo día 17, para recordar a los usuarios de la vía la importancia de estos elementos de seguridad en la conducción y su obligatoriedad.

Pese a que el uso del cinturón de seguridad es obligatorio para todos los ocupantes de vehículos, queda un "pequeño reducto" de ocupantes reticentes a ponérselo, según indica la DGT, lo que ha motivado al organismo a poner en marcha esta campaña, que se enmarca dentro del calendario anual de actuaciones especiales previstas por la Organización Internacional de Policías de Tráfico (TISPOL).

Según datos del proyecto ESRA (Encuesta sobre Actitudes de los Usuarios de la Vía), realizada en 38 países, el 80% de los españoles declara haber utilizado el cinturón como conductor durante el último año, un 81% reconoce haberlo utilizado como pasajero en el asiento delantero del coche y el 70% como pasajero en los asientos traseros del coche.

Los datos de la encuesta se ven reflejados también en las cifras de siniestralidad vial. En 2017, el 24% de los fallecidos usuarios de turismos y furgonetas no utilizaban el cinturón de seguridad, mientras que en las vías urbanas no lo llevaban 35 de los 87 fallecidos. En lo referido a los heridos hospitalizados en vías interurbanas no utilizaban cinturón el 9% y en las urbanas ese porcentaje se elevó al 18.

Según apunta Tráfico, como ya se ha hecho con la velocidad, el control del uso del cinturón de seguridad pasa por la vigilancia automatizada, como complemento a la vigilancia que realizan los agentes de tráfico en las carreteras. En este sentido, la DGT continúa avanzando en desarrollos tecnológicos de videoanálisis para la detección de la no utilización del cinturón, así como del uso del móvil al volante.

Además de resaltar la importancia del uso del cinturón, Tráfico también hace hincapié en el uso correcto de los Sistemas de Retención Infantil (SRI), destacando que en 2017, 5 de los 17 menores de 12 años fallecidos que viajaban en turismo o furgoneta no hacían uso del mismo.

La legislación española obliga a que los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 centímetros que se desplacen en vehículo, además de viajar con el SRI adecuado a su talla y peso como la norma exige, deberán ir sentados obligatoriamente en los asientos traseros de los vehículos.

Existen tres excepciones: cuando el vehículo no disponga de asientos traseros; cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características; y cuando no sea posible instalar en dichos asientos traseros todos los sistemas de retención infantil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios