EN ESTUDIO

España podría contar con una fábrica de baterías de coches eléctricos

  • El fabricante chino de baterías eléctricas DLG Energy estudia instalar en Aragón su sede para el sur de Europa.

España podría contar con una fábrica de baterías de coches eléctricos España podría contar con una fábrica de baterías de coches eléctricos

España podría contar con una fábrica de baterías de coches eléctricos

La empresa china fabricante de baterías eléctricas, DLG Energy, podría instalar su sede del sur de Europa en Aragón. Por ello, representantes de la compañía visitarán la Comunidad durante el primer trimestre de este año.

Así lo ha anunciado este lunes en Zaragoza el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, en una comparecencia ante los medios de comunicación en la que también ha estado presente la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

Maroto ha visitado la capital aragonesa para mantener reuniones con el sector de la automoción y donde ha afirmado que esta ciudad acogerá la Mesa de la Movilidad Sostenible nacional.

Lambán ha recordado las potencialidades que ofrece la región de cara a la atracción de este tipo de inversiones.

España es el segundo productor europeo de automóviles y Aragón reúne en un radio de menos de 300 kilómetros el 80% de esa producción, además de un tejido industrial bien desarrollado, su ubicación geoestratégica, centros tecnológicos y grupos de investigación "punteros", que se unen al trabajo realizado en el ámbito del hidrógeno, a través de la Fundación del Hidrógeno, como combustible alternativo usado en pilas de combustible y la puesta en marcha de la Mesa de la Automoción de Aragón, como clara apuesta por el impulso de este sector.

En este sentido, Reyes Maroto ha mostrado el compromiso del Gobierno central para agilizar los plazos ante una posible inversión de este tipo que permitiría a las empresas reducir costes y ha considerado que el plan de electrificación de Opel "da seguridad a un fabricante que tenga interés en instalarse".

Los eléctricos superarán al diésel y la gasolina en 2040

La fabricación de vehículos será "bastante" más equitativa de cara a 2040 gracias a la diversidad tecnológica, por lo que se estima que los vehículos eléctricos de batería copen un 30% del total de la producción mundial para dicha fecha, seguidos de los híbridos (25%), vehículos eléctricos de pila de combustible (23%) y de los que montan motores de combustión interna (23%), según la encuesta recogida en el 'XX Informe Global sobre Automoción' de KPMG.

Además, los consumidores manifiestan que los vehículos híbridos representan la elección número uno como su próximo automóvil, seguidos muy de cerca por los de combustión interna, mientras que muestran menos interés por los de batería y pila de combustible.

Además, según el estudio, que recoge una encuesta realizada a más de 1.000 directivos del sector del automóvil y aproximadamente 2.000 opiniones de consumidores de todo el mundo, la conectividad y la digitalización son las principales tendencias para los directivos del sector, en un momento de reestructuración de la industria de automoción.

Desde KPMG advierten de que los fabricantes de automóviles se enfrentarán a unas condiciones más exigentes y una contracción de los mercados globales para las cuales deben prepararse. No obstante, los resultados del informe muestran que la mayoría de los directivos no cree que la rentabilidad de sus empresas vaya a decrecer.

"Estamos ante una nueva tormenta perfecta, que sitúa a la industria de automoción ante retos complejos y que obligarán, a diferencia de lo ocurrido en el pasado, a incorporar nuevas capacidades fuera de sus competencias tradicionales, para responder a las demandas de nuevos servicios de un consumidor más exigente", señala Begoña Cristeto, socia de KMPG en España.

Sin embargo, la exsecretaria general de Industria y de la Pyme considera que el sector del automóvil español cuenta con experiencia contrastada y ejecutivos cualificados que han trabajado "intensamente" para hacer que esta industria sea competitiva en escenarios adversos y globales.

Por otro lado, del estudio se extrae que la industria de automoción dependerá más que nunca de las decisiones políticas y las regulaciones, así como que la mayoría de países desarrollará en mayor medida aquellas tecnologías relacionadas con sus recursos disponibles. Así, se espera que Estados Unidos se centre en los motores de combustión interna y China domine el mercado de la electromovilidad.

Según la opinión de los encuestados, el número de concesionarios se reducirá o se concentrará en un 30-50% hasta 2025 y ninguna de las marcas dominará la cadena de valor en solitario, aunque Toyota es para los directivos la mejor firma posicionada para el futuro, seguida de BMW y Tesla.

"La industria automovilística tendrá que acostumbrarse a salir de su zona de confort durante este periodo de cambio. No existe una única respuesta global. Dichas entidades cambiarán, se fusionarán y se transformarán a medida que la industria avance en la revolución tecnológica", indica el responsable global de Automoción en KPMG, Dieter Becker.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios