TIEMPO ¿Cuándo se acaba el intenso frío que azota Andalucía ?

Mundo

Egipto mantiene la represión en el aniversario de la caída de los islamistas

El Gobierno egipcio celebró ayer el quinto aniversario de las protestas multitudinarias en las que se escudó el Ejército para dar un golpe de Estado el 3 de julio de 2013, al que ha seguido una feroz campaña de represión contra las libertades que se mantiene vigente.

"Hoy Egipto celebra el quinto aniversario de la revolución del 30 de junio de 2013, ese un día inmortal en la historia de Egipto, cuando el gran pueblo egipcio habló con voz alta y audible (...) cambiando así la región y su camino del mal, la exclusión y el terrorismo contra la seguridad, desarrollo y paz", dijo el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, en un discurso televisado.

Al golpe de Estado de hace cinco años ha seguido una campaña de represión

Al Sisi, que encabezó tres días después de las protestas un golpe de Estado contra el entonces presidente, Mohamed Mursi, aseguró que el país logró tras el 30 de junio de 2013 "una estabilidad política que se arraiga día tras día".

La plaza Tahrir, epicentro de manifestaciones en la capital egipcia de 2011 y 2013, estaba en la jornada de ayer vacía y solo contaba con una presencia intensa de la Policía y las fuerzas armadas. Un escenario que se está repitiendo cada año desde el derrocamiento de Mursi y el inicio de la presidencia de Al Sisi, que gobierna con puño de hierro después de poner a miles de opositores en la cárcel.

Coincidiendo con el aniversario de las protestas, un tribunal de El Cairo decidió ayer aplazar la lectura del veredicto en un macrojuicio contra 739 personas, entre ellos líderes de los Hermanos Musulmanes, acusadas de la muerte de manifestantes islamistas en el desalojo de la acampada de la plaza cairota de Rabaa al Adauiya el 14 de agosto 2013.

Entre los acusados figura también el fotoperiodista Mahmud Abdelshakur abu Zeid, conocido como Shawkan, que fue detenido mientras fotografiaba el episodio, el más sangriento de los días posteriores al golpe de Estado, cuando las fuerzas de seguridad mataron a al menos 800 seguidores de Mursi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios