Alternative History | Crítica Austero catálogo de sutilezas

El conjunto Alternative History en concierto El conjunto Alternative History en concierto

El conjunto Alternative History en concierto / Guy Carpenter

Siempre buscaron los músicos (profesionales y aficionados) adaptar las obras que conocían y amaban a sus posibilidades, en medios o en destrezas. La Historia secreta que trajo al ciclo de Murillo este cuarteto internacional tenía que ver con esto: con las versiones para voces y laúd(es) que de la gran polifonía del Renacimiento podían escucharse en residencias privadas de Inglaterra a finales del siglo XVI o principios del XVII. 

Un tipo de interpretación históricamente documentado y de cuyo concepto el grupo se sirve no recurriendo a los manuscritos preservados por el tiempo, sino elaborando sus propias adaptaciones. Al margen las dos lute songs de Campion (originales para voz y laúd), el resto del programa (una misa y un motete de Victoria, dos motetes de Byrd y otro de Mouton y la famosa Deploración a la muerte de Ockegehem de Josquin) se escucharon en este tipo de versiones. Singular que el Padrenuestro y el Ave María a 6 voces del propio Josquin se escucharan sólo en los laúdes.

Sin apenas contrates dinámicos y reducidas gamas de colores, Alternative History ofreció un recital dominado por la austeridad y de enorme exigencia para el público. Anna Maria Friman tiene un bellísimo timbre que maneja con dulzura infinita; John Potter conserva de sus años en los grandes conjuntos británicos de polifonía (especialmente, el Hilliard Ensemble) la capacidad de frasear con exquisitez, pero su actuación no fue la de solistas, sino la de tornillos en un engranaje que se sostuvo en las mil sutilezas polifónicas de los laúdes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios