Cultura

La Barroca en el banquete de Telemann

  • La orquesta celebra mañana en la Anunciación el día de Santo Tomás, patrón de la Universidad, con un concierto centrado en la famosa y celebrada 'tafelmusik' del compositor barroco alemán

La tafelmusik, o musique de table, o en español música de mesa, es decir, aquella que se creaba e interpretaba expresamente para amenizar los banquetes, constituye en sí misma todo un subgénero en la historia de la creación musical en Occidente, y al mismo Beethoven no le dolieron prendas a la hora de firmar alguna de estas obras de carácter por lo general festivo. En este tipo de composición, que conoció su esplendor durante los siglos XVI y XVII, destacó muy especialmente el alemán Georg Philipp Telemann (1681-1767), que escribió una serie de estas piezas que agrupó en tres producciones. La primera de éstas será la que interpretará mañana a las 20:30 en la iglesia de la Anunciación la Orquesta Barroca de Sevilla (OBS) para celebrar, en colaboración con la Hispalense como es ya tradición y bajo el título Música a la carta, la festividad de Santo Tomás, patrón de la Universidad.

El concierto, para el que ya se han agotado las entradas, lo dirigirá el violinista Andoni Mercero y supondrá un acercamiento al "mejor Telemann", dice Pedro Gandía, también violinista amén de director artístico de la OBS. "Es una música muy variada, con muchas combinaciones y además resulta muy asequible para el público, así que en este sentido es un programa popular", añade Ventura Rico, violagambista y coordinador de la orquesta, que en esta actuación tocará el contrabajo junto a otra decena de intérpretes: a los violines los propios Gandía y Mercero (éste como concertino) y Alexis Aguado, María de Gracia Ramírez (viola), Mercedes Ruiz (cello), Alejandro Casal (clave), Guillemo Peñalver y Rafael Ruibérriz (flautas) y Jacobo Díaz (oboe).

"Estas piezas para banquetes se encuentran entre las más conocidas de Telemann, que fue extraordinariamente prolífico, de modo que, según qué trabajos, podemos encontrarnos con un Telemann de primera y también con un Telemann que satisfacía las necesidades de sus mecenas. Y su producción de tafelmusik es Telemann de primera. De hecho, de toda su obra, es de la que ha habido siempre más grabaciones", dice Gandía sobre el compositor barroco, que siempre concibió estas piezas con una estructura fija (obertura, cuarteto, trío y conclusión), de modo que al principio y al final de las mismas la música es más jubilosa y animada, y en el centro, para animar esa clase de charlas y confesiones que brotan más fácilmente en la intimidad distintiva que brota entre planos y copas de vino, hay pasajes de música de cámara, "incluso de tono grave", añade. Los interesados en profundizar en estos trabajos del alemán, y en la tradición del estilo galante, podrán asistir, también mañana, a la conferencia que impartirá en el Cicus el experto en música antigua y crítico musical de este periódico Pablo J. Vayón.

Con este concierto de Santo Tomás, fruto de la colaboración entre la orquesta y la Universidad de Sevilla que también incluye el desarrollo permanente del proyecto Atalaya (de recuperación de patrimonio sonoro histórico andaluz), la Barroca se suma, "con algo de antelación", bromea Rico, a la conmemoración de los 250 años de la muerte del autor (se cumplirán en 2017). Aparte de esta tradicional cita y de las actuaciones de su temporada en la ciudad, la formación hispalense ya prepara dos salidas importantes en este año: la que le llevará el 8 de marzo en Bilbao, con los cantantes Carlos Mena y María Espada y un programa centrado en Bach y Haendel; y la de finales de julio en el Festival de Música Antigua de los Pirineos, donde interpretará los Conciertos de Brandeburgo de Bach que con tanto éxito presentaron la temporada pasada en Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios