Cultura

Cádiz dialoga con su privilegiado entorno desde 'Los ojos del tiempo'

  • El artista sevillano Guillermo Paneque es el comisario de la muestra colectiva que ocupará hasta marzo el Castillo de Santa Catalina con piezas de la colección Meana Larrucea.

Cádiz dialoga con su entorno a través de personajes, formas y recuerdos. Desde el enclave que ofrece el Castillo de Santa Catalina, la ciudad se asoma a su gente proponiéndole un juego de espejos: el reflejo incita a la conversación y la respuesta reinterpreta su esencia de relato eterno.

La exposición Los ojos del tiempo. Cádiz, en diálogo con la Colección Meana Larrucea reúne un total de 53 trabajos de los más variados artistas y en las más diversas técnicas y procedimientos: instalaciones, esculturas, objetos, dibujos, pinturas, fotografías y videoproyecciones. La muestra, que ocupa la totalidad de las salas del espacio expositivo, podrá visitarse hasta marzo de 2015.

El comisario de la muestra, el artista visual y cineasta sevillano Guillermo Paneque, explica que ha estado "un año dándole forma a este diálogo con el espacio" y con una ciudad que conoce muy bien. Una colección de piezas interesante porque "la gente las va a reconocer pero no sabrá cómo están relacionadas entre sí". "Tengo interés en que los gaditanos la vean porque no es una exposición histórica sobre Cádiz sino sobre cómo podemos leer esos documentos ahora, enlazar hilos entre lo contemporáneo y lo antiguo", argumenta.

En este mismo sentido se pronuncia el conocido coleccionista Fernando Meana: "Cádiz tiene lo que puede tener de belleza una obra de arte y la exhibición, aunque es contemporánea, tiene un trasfondo de arte antiguo. Queremos mostrar que en el transcurso de un montón de años no ha habido una ruptura". El también abogado asegura que esta cita con Cádiz vista a través de los ojos del tiempo, esa mirada quiñonesca de la que toma nombre, surge porque "la alcaldesa me pide traer este patrimonio cultural para enseñarlo a gaditanos y visitantes. Quiero difundir el arte y aquí hay cosas buenas que se deben resaltar".

El proceso documental que ha desembocado en la muestra se mueve en una doble dirección: "Una investigación sobre Cádiz a través de la literatura y la Historia y visitas cortas que he hecho ya que supone un diálogo con el contexto: no quería aterrizar como un ovni sino implicarme, conocer un lugar al que volveré dentro de un año a rodar un nuevo proyecto", comenta Paneque.

Un nutrido ramillete de artistas actuales expone su trabajo a lo largo y ancho de un recorrido dividido en capítulos temáticos que comienzan desde el mismo acceso a la fortificación, con la instalación sonora Paisaje exterior_Paisaje interior del artista gaditano Juan Isaac Silva; un viaje de un minuto y 57 segundos desde fuera a dentro de la tierra, un día de invierno en La Caleta para narrar con arte la progresiva pérdida de audición del autor. "El mar es el techo pero debajo de la arena hay otro mundo a partir de un mismo paisaje", relata. De la misma materia prima emerge el universo del artesano -no se considera artista- portugués Joao Carlos Gómes, que con sus arenosas y cálidas manos recupera ese Cádiz hundido tras el maremoto de 1755.

Quizá uno de los rincones más entrañables lo protagoniza la colección fotográfica de José Marchena, que "encantado de vivir" la experiencia refresca la memoria colectiva con sus gentes de Cai. Un álbum de nostalgia , una porción de tiempo viva en diálogo con el alma local.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios