Cultura

La Casa de los Pinelo se quedó pequeña para oír a Zahi Hawass

  • El secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto pronunció ayer la conferencia inaugural del foro 'Cooperación hispano-egipcia en Sevilla'

Comentarios 5

Zahi Hawass, considerado uno de los más célebres e influyentes arqueólogos del mundo, nunca había dado una conferencia de pie para que los espectadores de las últimas filas pudieran verle. Eso confesó ayer ante una abarrotado auditorio que le esperó con expectación de auténtico fan -cámaras digitales por doquier, solicitud de autógrafos, público de pie en los pasillos centrales y laterales- en el salón de Carlos III de la Casa de los Pinelo. La sede de la Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría se quedó pequeña para los más de 200 asistentes a la conferencia inaugural que pronunció Hawass, Últimos descubrimientos en Egipto, dentro de las actividades del Seminario de cooperación hispano-egipcia en Sevilla. La elección de esta vetusta y preciosa casa como marco para la jornada inaugural no era baladí. La Academia de Bellas Artes de Sevilla, que preside Isabel de León y a la que pertenece la duquesa de Alba, presente en el acto, patrocina el proyecto de excavación del templo funerario de Tutmosis III que la doctora sevillana Myriam Seco, la otra gran protagonista de la jornada, lleva a cabo en Luxor. La academia quiso también aprovechar el foro para nombrar académicos de honor a Zahi Hawass y a su "amigo" Antonio López, embajador de España en Egipto y firme defensor del trabajo del arqueólogo por la recuperación de los objetos egipcios que se encuentran en distintas colecciones del mundo.

Seco estaba en casa y Hawass se sentía como en casa. Animado por el calor del público recordó una promesa que se hizo hace 39 años. "De las 62 tumbas que se han encontrado no hay ninguna que haya sido hallada por un egipcio. Yo seré el primero", se dijo. Y así, apoyándose en fotografías de sus trabajos y descubrimientos -en las que aparece siempre tocado por un sombrero "de auténtico arqueólogo, no como el que lleva Harrison Ford que es de mentira- Hawass hipnotizó a un público que recorrió la historia de los faraones y sus reinas, de Seti I a Nefertiti, y sus misterios porque, como apuntó, "ojalá se descubra pronto la tumba 64" que "desvele los secretos que se esconden en las pirámides".

Tras su intervención, le tocó el turno a Myriam Seco, que explicó que su equipo, formado por cinco egipcios y ocho españoles, está "desbordado de trabajo" para poder clasificar las 4.000 piezas localizadas en la excavación del templo de Tutmosis III. Piezas de gran valor histórico que han sido halladas gracias a la colaboración hispano-egipcia. Los frutos de este buen entendimiento entre ambos países se pueden ver en una exposición en El Cairo que será cedida "gratis" a España para que gire por las principales ciudades del país. El embajador López se comprometió a "dar la lata" hasta encontrar un patrocinador. Mientras, Hawass seguirá recorriendo el mundo hablando de los "secretos que esconden las arenas de Egipto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios