Cultura

Emociones dibujadas en el suelo

  • El Lope de Vega propone a partir del martes 'El cíclope y otras rarezas de amor', una obra escrita y dirigida por Ignasi Vidal donde Eva Isanta y Manuel Baqueiro dan vida a un matrimonio en crisis

Eva Isanta y Manu Baqueiro Eva Isanta y Manu Baqueiro

Eva Isanta y Manu Baqueiro / Víctor Rodríguez

Comentarios 0

Eva Isanta (Ceuta, 1971) sabe que no conviene tener demasiadas expectativas ante un estreno, "y que el martes es un día a priori complicado", pero le hace una tremenda ilusión que el Lope de Vega, "uno de los teatros más importantes de España", acoja el debut andaluz de su nueva obra: "Para mí Sevilla significa muchas cosas a nivel personal y profesional y espero que el público se anime con nosotros a romper la rutina y venir al teatro un día laborable".

El cíclope y otras rarezas de amor ha sido escrita y dirigida por Ignasi Vidal, un polifacético intérprete, director y dramaturgo al que su carrera de actor -popularizada por su trabajo en musicales como Los miserables- vinculó durante años a Sevilla, donde estrenó la estimulante obra Vagón de cola. Su nueva propuesta dramática se representará la semana que viene, los próximos martes, miércoles y jueves, con un elenco de cinco actores que, como a Isanta, el público a menudo identifica con roles televisivos: Manuel Baqueiro (Marcelino en Amar en tiempos revueltos), Daniel Freire, Sara Rivero y Celia Vioque.

Debemos defender el teatro del tiempo que nos ha tocado vivir, hay creadores increíbles"La escenografía del premiado Curt Allen Wilmer sugiere una rayuela cortazariana

Isanta (La que se avecina, Aquí no hay quien viva) y Baqueiro han pasado esta semana por Sevilla, cruzándose en los camerinos con colegas como Aitana Sánchez-Gijón -que hasta mañana encabeza en el Lope el elenco de Troyanas-, para hablar de este cíclope y sorprender a todos con su pasión y conocimiento teatral, desde las propuestas más clásicas a las que defienden directores y dramaturgos como Daniel Veronese.

"Tenemos que defender el teatro del tiempo que nos ha tocado vivir. Hay gente joven, como Pablo Messiez y Claudio Tolcachir, que está aportando una visión escénica increíble. Obviamente el medio no es importante, lo importante son los personajes, las almas que habitas. Pero para mí el teatro tiene algo que realmente me pone la piel de gallina y es lo que más me conecta con mi vocación y mi sensibilidad de actriz. No te puedes esconder de ti sobre las tablas", confiesa Isanta. "En el teatro hay trucos, sí, pero no hay trampas", la apoya Baqueiro.

En El cíclope ambos interpretan a un matrimonio en crisis, una historia de las varias que, con el amor como hilo conductor, se entrecruzan en una propuesta tragicómica que abarca todos los estadios de una relación, desde la pasión del primer momento a la pareja desgastada que no sabe ya hacia dónde va y cuyo declive cada miembro interpreta de una manera.

El montaje cuenta con una audaz escenografía del premiado Curt Allen Wilmer que preside una rayuela sugerente e interactiva que los actores van moviendo de escena a escena. "La escenografía conecta mucho con nuestro trabajo actoral, donde hay también mucho de mímica, de teatro gestual, incluida la técnica del objeto imaginario: tomamos una cerveza que no está pero se la sugerimos al espectador, recreamos un bar inexistente...", precisa Baqueiro.

Tomando como referencia una imagen poética del capítulo séptimo de la novela Rayuela de Julio Cortázar, donde una pareja al besarse acerca tanto sus miradas que los ojos acaban superponiéndose, Ignasi Vidal ofrece cinco acepciones del amor a cargo de cada uno de sus actores. Para Eva Isanta, "es difícil encontrar una propuesta dramática actual donde el texto presente a tres personajes femeninos y dos masculinos de igual importancia, sin que el autor los juzgue. Cada personaje tiene su propia historia, muy potente y a pie de calle, y te puedes identificar con el que te es más cercano en una situación determinada. Ignasi Vidal no da soluciones al amor, ni a las relaciones, lo deja todo en el aire y, sin embargo, nadie sale indiferente de la función".

Isanta y Baqueiro dan vida a Marta y Pedro, un matrimonio con una relación reposada y tranquila al inicio de la obra, con una hija en común. Pronto se apreciará que sus aspiraciones no coinciden. "Mi personaje, Marta, es muy terrenal y quiere preservar todo lo que han construido juntos. En cambio, Pedro se debate entre el amor de juventud que no pudo lograr y que representa aquí el personaje de Celia Vioque, y entre la vida matrimonial que él supone gris e insatisfecha", asegura la actriz. Baqueiro, por su parte, defiende a su personaje: "Ves que tiene una batalla interna entre la inmadurez peterpanesca y el apego familiar. Todos los personajes son buenos y malos, como en la vida misma".

En su origen, sobre el papel, el texto de Vidal era mucho más dramático pero al calor de los ensayos y en la voz de estos cinco actores fueron aflorando sus registros más cómicos. Es, para sus intérpretes, una propuesta sin etiquetas, que permite al espectador transitar por emociones muy distintas, "como si se subiera una montaña rusa", y también le invita a reflexionar de otro modo sobre asuntos de tanto peso como el lado anulador y aniquilador del amor. Todo ello en un espectáculo de apenas hora y media de duración que tuvo una acogida calurosa en su primera temporada en Madrid, en los Teatros del Canal, tras su estreno absoluto en Avilés.

"Esta función me gusta porque tiene una parte realista pero también otra muy poética. Llevaba tiempo queriendo salir de mis registros televisivos y encarar un personaje diferente pero la industria, donde todo suele ir a lo seguro y más en tiempos de crisis, no te lo pone fácil. Me hice actriz porque me gusta elevarme del suelo y hacer soñar al público. Y esa magia solo la consigue el teatro". Baqueiro, que también ha trabajado en otra creación del Vidal dramaturgo, El plan, confía en que sigan apareciendo papeles que le permitan dar todo su potencial. "Me gustaría sobre todo trabajar con gente nueva que necesitara una cara conocida para poder estrenar una propuesta de calidad y ayudarle a pegar el pelotazo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios