SEFF 2018

Florian Henckel von Donnersmark y László Nemes presentarán sus nuevas películas en Sevilla

  • La Sección Oficial del Festival de Cine Europeo contará con los autores de 'La vida de los otros' y 'El hijo de Saúl

  • Pablo Llorca, Nicolas Philibert o el ucraniano Sergei Loznitsa, con tres películas, entre la nueva tanda de autores confirmadas

Una imagen de 'Atardecer', la nueva película del director húngaro László Nemes. Una imagen de 'Atardecer', la nueva película del director húngaro László Nemes.

Una imagen de 'Atardecer', la nueva película del director húngaro László Nemes.

Dos nombres con peso específico en el reciente panorama europeo, y ambos además con un Oscar en su currículo, acaban de confirmar su participación en la Sección Oficial del Festival de Cine Europeo de Sevilla (SEFF), que se celebrará del 9 al 17 del próximo mes de noviembre. Se trata del alemán Florian Henckel von Donnersmark, que triunfó con La vida de los otros (2006), y que presentará en su visita al SEFF Obra sin autor; y del húngaro László Nemes, que firmó en 2015 El hijo de Saúl y cuya nueva película se titula Atardecer.

Obra sin autor, que supone el regreso de Florian Henckel von Donnersmark al cine germano, ofrece un "fresco histórico que abarca tres periodos y que sigue la peripecia de un pintor marcado por su niñez en la Alemania nazi, que crece oprimido por el régimen comunista y que busca su libertad artística en el otro lado del Muro", adelanta la organización del SEFF sobre este filme, llamado a priori a ser uno de los relevantes de la próxima edición y protagonizado por Tom Schilling (Oh Boy) y Paula Beer (Frantz).

László Nemes, por su parte, se hizo con el Premio de la Crítica en la pasada Mostra de Venecia por Atardecer, una nueva incursión en los pliegues más desgarrados del pasado europeo. Tras su estremecedor acercamiento al Holocausto en El hijo de Saúl, que contó incluso con la bendición de un pope en la materia como era Claude Lanzmann, ahora Nemes viaja a la desintegración del Imperio austrohúngaro y al estallido de la Primera Guerra Mundial, sirviéndose del hilo conductor de joven humilde que se busca la vida en la caótica Budapest de principios del siglo XX. 

Pero no acaban aquí las novedades de la decimoquinta edición del SEFF, que sigue dosificando meticulosamente su programación. A su programación se han sumado también obras y cineastas de interés como De chaque instant, el nuevo documental del francés Nicolas Philibert (autor de la inolvidable Ser y tener); Pablo Llorca, francotirador del cine nacional que se ha convertido en un habitual del festival sevillano, al que regresará en noviembre con El viaje a Kioto; y el director ucraniano Sergei Loznitsa, que tendrá nada menos que tres películas en la programación: Donbass, un drama seleccionado en Un Certain Regard en Cannes, y los documentales The Trial y Victory Day, ambos relacionados de un modo u otro con la difícil gestión de los traumas colectivos causados por el estalinismo.

Como es habitual, los programadores del festival han espigado numerosos títulos de otros certámenes europeos, y uno de ellos ha sido el de Locarno. M, Premio Especial del Jurado en la cita suiza, y obra Yolande Zauberman, se verá también en la Sección Oficial del SEFF. El trabajo, de naturaleza documental, sigue de cerca a un hombre que fue víctima de abusos sexuales en su niñez, que denunció a los medios tras grabar la confesión de uno de sus agresores. La directora francesa retrata su día a día, con la particularidad añadida de que éste se produce en un universo tan hermético como es una comunidad de judíos ultraortodoxos cercana a Tel Aviv. 

También fueron premiados en Locarno otros tres jóvenes cineastas: Eva Trobisch, por All Good; Tarik Aktas,  por Dead Horse Nebula; y Sara Fattahi, por Chaos. Estos tres títulos se proyectarán también en el SEFF, al igual que Shéhérazade, un drama rodado en las calles de Marsella por Jean-Bernard Marlin, que se hizo gracias a este trabajo con el Premio Jean Vigo, que desde 1951 distingue el espíritu independiente y la originalidad de cineastas prometedores (y que han ganado Godard, Resnais o Chabrol). 

Tras la controversia que levantó Ciutat morta en 2013, uno de sus directores, Xavier Artigas, pone ahora el foco en otro caso real para un nuevo trabajo de denuncia que se presentará también en el Festival de Sevilla. Titulado Idrissa, el filme recupera el caso de un joven inmigrante africano que murió en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Barcelona en enero de 2012, intentando reconstruir qué sucedió, y retratando el drama de la realidad de quienes llegan a nuestro país en busca de un futuro mejor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios