Sucesos El perjuicio que el robo del catalizador pudo hacerle a un turista en Sevilla

TEATRO CENTRAL | VIERNES Y SÁBADO EN CARTEL

Needcompany vuelve a Shakespeare

  • Victor Afung Lauwers recurre en su 'Billy's violence' a las diez tragedias del célebre autor inglés para indagar en el lado más brutal y obsceno de los seres humanos

La muerte ocupa un papel protagonista en la propuesta escénica.

La muerte ocupa un papel protagonista en la propuesta escénica. / Maarten Vanden Abeele

Director de escena y de cine, coreógrafo y artista plástico, Jan Lauwers es uno de los creadores europeos que más veces han visitado Sevilla y el Teatro Central. En 1991, además, llevó a cabo, con su Needcompany, una coproducción con el desaparecido Centro Andaluz de Teatro (Invictos), en la que participaron algunos intérpretes sevillanos.

Desde entonces hemos podido ver en el escenario del Central sus piezas más emblemáticas, desde aquella inolvidable La habitación de Isabella (2006) hasta la última All the good (1919), pasando por La casa del ciervo o Le poète aveugle (El poeta ciego).

Junto a su compañera en la vida y en la escena, la bailarina y coreógrafa Grace Ellen Barkey (cofundadora de la compañía), en All the good el director belga incluyó en el elenco a sus dos hijos, Romy y Victor Lauwers. El mismo Victor Afung Lawers que ahora firma el espectáculo que este viernes se presenta en nuestra ciudad.

La mujer constituye el eje central de la obra sobre el que pivota el resto de personajes. La mujer constituye el eje central de la obra sobre el que pivota el resto de personajes.

La mujer constituye el eje central de la obra sobre el que pivota el resto de personajes. / Maarten Vanden Abeele

Con Billy's violence, obra nacida en plena pandemia, el joven ha intentado ahondar en los entresijos de la violencia; en las diferencias -si es que existen- entre la violencia de las épocas pasadas y las múltiples caras de la violencia actual, así como en las posibles causas del gusto que siempre ha despertado su contemplación en un amplio sector de la sociedad.

Para ello, el autor ha recurrido a las diez tragedias de Shakespeare y las ha reescrito en forma de diálogos íntimos y violentamente amorosos en los que la mujer constituye el eje central sobre el que gira el resto de los personajes, despojados de toda referencia histórica.

"En Billy's violence he intentado no llevar a escena ni a dioses ni a hombres importantes sino a seres humanos y, concretamente, en su calidad de amantes porque la verdadera violencia de Billy's es el amor. Creo que en las tragedias de Shakespeare, la guerra y la crueldad son sustitutos del amor frustrado", declara Victor.

La pieza comenzó a fraguarse justo antes del primer confinamiento, cuando Jan le pidió a su hijo que se reuniera con él y con el dramaturgo de la compañía, Erwin Jans, para hacer una nueva inmersión en las tragedias de Shakespeare. Entonces, cada uno de ellos realizó un trabajo por separado y, cuando volvieron a reunirse un mes más tarde -dice Victor- "Jan y Erwin leyeron mi texto y yo los suyos, y llegamos a la conclusión de que, debido a la peculiar naturaleza de mi diálogo, ellos debían retirarse como escritores y yo me encargaría de todo el trabajo".

Con esta pieza, la Needcompany (formada por intérpretes de siete nacionalidades distintas que se expresan en lenguas diferentes) retoma la relación, muy estrecha y fructífera, que ha mantenido a lo largo de sus historia con Shakespeare. Muestra de ello fueron sus montajes Julio César (1990), Macbeth (1996) o el quinto acto de El Rey Lear (2000).

Victor Afung Lawers y su padre, Jan, durante una sesión de ensayos. Victor Afung Lawers y su padre, Jan, durante una sesión de ensayos.

Victor Afung Lawers y su padre, Jan, durante una sesión de ensayos. / Maarten Vanden Abeele

Como ocurre desde la fundación de la compañía, la dirección, la escenografía y el vestuario son obra de Jan Lauwers y, por lo tanto, no hay duda de que Billy's violence tendrá su sello indiscutible.

Un estilo donde los textos, las artes plásticas y la sintaxis de los cuerpos se unen para ofrecernos una visión de la sociedad que nos ha tocado vivir y en la que la tensión entre el individuo y los colectivos en los que se inserta se vuelve cada vez más crítica.

La música, como también es habitual, es de Maarten Seghers mientras que, en el escenario, estarán Nao Albet, Grace Ellen Barkey, Gonzalo Cunill, Martha Gardner, Romy Louise Lauwers, Juan Navarro, Maarten Seghers y Meron Verbelen.

Coproducida entre otros por el Festival Grec de Barcelona y el Teatro Central, la obra se podrá ver en el escenario de la Isla de la Cartuja el viernes y el sábado a las 21:00.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios